Economía
Toneladas de alimentos negocian al contrabando desde las bodegas
Economía

A través de un trabajo de inteligencia, realizado por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en distintas barriadas de las parroquias de la ciudad se logró detectar laconexión que existe entre bodegueros y contrabandistas de alimentos, quienes los utilizarían como “anzuelo” para adquirir toneladas de mercancía que luego sacan del país por la frontera.

Una fuente ligada a la investigación reveló a Versión Final que dueños de las bodegas toman protagonismo en el escenario del bachaqueo. Las pesquisas se iniciaron con fuerza tras detectar que un bodeguero del barrio Caribe, en el oeste de Maracaibo, compró en solo cuatro meses más de tres toneladas de alimentos, entre arroz regulado y no regulado, azúcar y aceite comestible.

La fuente precisó que la mercancía es negociada con anterioridad con los contrabandistas y luego que la distribuidora surte al pequeño vendedor de alimentos, éste inmediatamente desvía el producto y lo pasa a las mafias del contrabando.

“Si estas tres toneladas de alimentos se multiplican por la cantidad de bodegas que existen en Maracaibo, el resultado es que hay un descontrol y por allí se está desangrando el sistema de distribución de alimentos en el estado Zulia. Hay una alianza fuerte y los bodegueros se están enriqueciendo con mafias del ‘bachaqueo’”.

Precisó que los pequeños negocios ubicados en las barriadas pertenecen al último eslabón de la cadena de distribución, pero ya no son intermediarios para hacer llegar los alimentos a los habitantes de las parroquias sino al que paga más. “Es la realidad, es la verdad”.

Bachaqueo Legal
En noviembre de 2014 se creó el Registro Único de Personas que Desarrollan Actividades Económicas (Rupdae), encargado de permisar y supervisar las bodegas o a cualquier persona que cumple una actividad económica.

En el proceso, normalmente la distribuidora recibe 30 toneladas de alimentos. Cada bodeguero registrado
en el Rupdae tiene un cupo de compra al mes de 30 bultos de arroz, 20 de azúcar y aceite, equivalente a 620 kilos. La factura de la compra la colocan con la guía madre que emite el SADA, lo que hace que la mercancía sea legal.

Fuente: Versión Final