Economía
Trabajadores de Corpoelec rechazan propuesta salarial
Economía

En asamblea permanente se declararon los trabajadores de Corpoelec de los nueve municipios del estado Lara, y a la vez decidieron unirse al paro nacional en rechazo a la propuesta económica ofrecida por la empresa que no llega ni siquiera al salario mínimo establecido por ley.

Mario Briceño, primer vocal del Sindicato de Trabajadores de la Industria Eléctrica del estado Lara (SITIEL), acusó de arbitrario al patrón en este caso Jesse Chacón quien al parecer se niega a firmar la convención colectiva y quiere imponer una propuesta de apenas 2 mil bolívares de aumento, con lo cual los trabajadores que hoy en día devengan un salario de 5000 bolívares no llegarían ni siquiera al salario mínimo aprobado este año por el presidente Maduro.

Explicó el dirigente sindical que por contrato vigente del año 2009, los trabajadores de la escala más baja del tabulador ya debían ganar un salario mínimo y medio por lo que la propuesta impositiva de Chacón no significa ningún aumento para los trabajadores.

Tampoco nos han pagado ni aumento por evaluación de desempeño y nos deben 40% del salario, además de lo que nos deben del salario mínimo ya que hasta ahora seguimos percibiendo los 5 mil bolívares del salario mínimo ya derogado en mayo por el presidente Maduro.

Este jueves desde tempranas horas de la mañana, los trabajadores de la empresa eléctrica en Lara paralizaron todas las actividades, tanto del área administrativa como operativa y solo permanecieron en sus puestos los de las emergencias.

Briceño destacó que en la mesa de discusiones hay “dos enemigos y un traidor, en este último caso el Ministerio del Trabajo que se ha puesto del lado del patrón dejando por fuera a los trabajadores”.

El problema –explicó- es que la empresa no ha dejado cabida a la discusión sino a la imposición ya que Jesse Chacón anunció que el aumento iba como lo decía él y además la fecha para activarlo era en el mes de agosto.

A esto se suma- dijo- que se están violando normas contractuales al pretender eliminar los beneficios de los jubilados y sobrevivientes a los cuales no se les quiere cancelar el pago por estudios a los hijos, y se pretende eliminar la figura del sobreviviente.

Puso el caso de 3 trabajadores que fallecieron en un accidente laboral en el estado Cojedes por lo que su familia quedaría en total desamparo.

Este es el gobierno más represor contra los trabajadores- sostuvo- y nosotros no permitiremos que nos violen los derechos adquiridos, por lo que se prevén acciones, mantener la asamblea permanente aunque mañana nos reincorporaremos al trabajo, y entregar un documentos al ministerio del Trabajo.

 

FUENTE: EL UNIVERSAL