Economía
Trabas burocráticas impiden repunte de exportaciones
Economía

El presidente de la Asociación Venezolana de Exportadores (AVEX), Ramón Goyo, sostiene que sin una economía diversificada y tecnológicamente adaptada a los nuevos tiempos, que tenga un rumbo fijado en el largo plazo, difícilmente podrán repuntar las exportaciones no tradicionales del país.

Considera que tampoco podrá reducirse la alta dependencia petrolera y el rentismo petrolero en que nuestra economía se ha desarrollado a lo largo del tiempo, según se observa desde el Gobierno.

Como parte de esta premisa, el vicepresidente de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, ha explicado que las economías planteadas en las Zonas Económicas Especiales (ZEE) a partir del plan de 10 años suscrito entre Venezuela y China, “procuran la especialización tecnológica de nuestro país, y buscar que aquellos puntos que estaban fragmentados en las cadenas productivas logren ensamblarse, lo que significa lograr una economía de exportación mediante la capacidad de especializarnos tecnológicamente”.

También el Ministerio de Comercio busca proyectar a Venezuela como una potencia exportadora. Al respecto, la titular de este despacho Isabel Delgado, ha indicado que están afinando estrategias para que más productos venezolanos exporten hacia el mundo. Así, dijo, se abrió un proceso para acelerar los trámites y permisos para la exportación.

El procedimiento está compuesto por dos mecanismos automatizados: el primero es el sistema de la oferta exportable en línea en el que se informa al productor sobre los rubros potencialmente atractivos al mercado internacional y a su vez permite al Estado conocer los productos que pueden ser ofertados y comercializados fuera del país. El segundo, es el otorgamiento de la licencia especial de exportación en línea que brinda a los empresarios una herramienta para realizar la solicitud de autorización de venta en el exterior de una determinada mercancía en términos comerciales y financieros.

Sin embargo, pese a las metas y proyectos oficiales para alcanzarlo, las cifras que se conocen sobre el comportamiento de las exportaciones locales en los últimos tiempos, se muestran alejadas de este propósito, lo que amerita la atención global y pormenorizada de los factores que intervienen en los procesos y la concertación con los sectores productivos con capacidad para participar en los planes de exportación.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 1998 la exportación de productos no petroleros representaron 29% de los ingresos del país y en los últimos años los productores exportados generan solo 3% de esos recursos.

Repunte y caída

La AVEX señala que el régimen cambiario, las restricciones a la actividad, el exceso de permisos y el tiempo de los trámites exigidos al sector, aunado a la caída de la producción, provocaron la caída de las exportaciones no tradicionales venezolanas el año pasado.

El presidente del organismo exportador, Ramón Goyo, especificó que la prohibición de salida para algunos rubros alimenticios, de salud, higiene personal, papel y cartón en agosto de 2014, profundizó una caída de las exportaciones, evidenciado en las propias cifras del INE, pues descendieron 36% al pasar de un repunte de 289 millones de dólares en promedio mensual del año, a 184 millones de dólares mensuales a partir de ese mes. Esta situación se ve reflejada hasta octubre cuando se conoció la última cifra publicada por el Instituto, desde entonces no se han hecho públicas las estadísticas oficiales sobre el comportamiento de las exportaciones.

Para la fecha, la exigencia de permisos en rubros que cubrían el mercado nacional y tenían capacidad para exportar como aluminio, acero y fertilizantes, afectó 50% de la oferta exportable.

Advierte Goyo que de no modificarse las condiciones desde el punto de vista de los controles, procedimientos y supervisiones, será difícil la recuperación de este segmento económico. Destaca el ejecutivo que aunque no se cuenta con cifras oficiales más recientes, la tendencia es a la baja.

Los exportadores solicitan la agilización y simplificación de los trámites, como la licencia y permisos especiales de exportación, pues su gestión puede tardar hasta dos meses y medio, e incluso hay empresas que pasan más tiempo esperando sin que tengan respuesta.

En consecuencia, plantea al Gobierno: “si queremos promocionar e impulsar las exportaciones no tradicionales para superar la dependencia de la renta petrolera, empecemos por revisar y levantar permisos”

Adiciona que entre las salidas que han planteado a las autoridades, está la necesidad de establecer la taquilla única a través de la cual se gestionen todos los trámites para formalizar la salida de los productos, lo que reducirá plazos, tiempos y procedimientos para facilitar las exportaciones.

El representante del ente exportador aclara que en aras de dar respuestas inmediatas, esta taquilla debería unificar la información para todos los organismos involucrados, a objeto de evitar se repitan las solicitudes que alargan los procesos.

Goyo lamentó la pérdida de mercado colombiano. Y subraya que el mercado latinoamericano es importante para el país por cuanto los productos son manufacturados, tienen un valor agregado nacional y han generado empleo en el país. Se trata fundamentalmente de materia prima semi-procesada y productos a partir de procesamientos de rubros como aluminio, acero y plástico.

Intercambio reducido

De acuerdo a datos de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham), entre enero y julio de 2015, las relaciones comerciales entre Venezuela y Estados Unidos registraron un intercambio comercial de 15.247 millones de dólares, representando una caída de 37,54% (9.167 millones) en comparación con el mismo período de 2014 cuando la relación generó 24.414 millones de dólares.

Así reportan que al cierre del mes de julio , la balanza comercial neta entre ambos países fue de 4.553 millones de dólares, representando una disminución de 65,78% (8.753 millones) en comparación con la balanza comercial neta de los primeros siete meses de 2014 cuando fue de 13.306 millones.

 

 

Con Información de: El Universal Maria Del Valle Fernandez