Economía
Venezuela adopta medidas por El Niño
Economía

Las autoridades energéticas venezolanas toman medidas para enfrentar el fenómeno climatológico El Niño que afecta los niveles de los embalses del país, particularmente el de la central de Guri que aporta más de 60% a la demanda eléctrica nacional de 17.500 megavatios, informaron fuentes del sector que solicitaron el anonimato.

La central hidroeléctrica de Guri, localizada en Bolívar al sur del país, no alcanzó en 2015 su nivel óptimo de llenado (271 metros sobre el nivel del mar) porque no ha llovido lo suficiente en la cabecera del río Caroní. Según los reportes de la Corporación Eléctrica Nacional, la cota del embalse alcanzó 257,86 metros el 11 de diciembre pasado, pero el 29 de octubre era de 258,24 metros.

Lo anterior significa que habrá menos generación de energía desde Guri al sistema eléctrico nacional, lo que obliga a utilizar más electricidad proveniente de las plantas de generación térmica, las cuales funcionan con gas, fue oil o diesel.

Los voceros consultados explicaron que la medida de Petróleos de Venezuela de suspender el suministro de 39 millones de pies cúbicos diarios de gas a Colombia persigue destinar ese combustible a la generación eléctrica térmica necesaria para suplir el faltante de Guri.

Sin embargo, reiteraron la advertencia de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos sobre las limitaciones del parque térmico nacional, de cuya capacidad instalada de 13.196 MW apenas la mitad está disponible, lo cual puede llevar a racionamientos de energía a la población venezolana tal como ocurrió cuando la crisis eléctrica de 2010, también provocada por El Niño.

Ayer Pdvsa emitió un comunicado en el que informa que la exportación de gas a Colombia se mantendrá suspendida desde el primero de enero de 2016 por los efectos de El Niño hasta que los embalses recuperen su nivel óptimo.

Agrega que la empresa “se encuentra preparada para comenzar el envío de 39 millones de pies cúbicos diarios de gas a Colombia una vez que los embalses de las hidroeléctricas del país estén en niveles óptimos a fin de garantizar la operatividad del servicio eléctrico nacional para lo cual es necesario maximizar la generación termoeléctrica”.

La estatal petrolera notificó a Colombia sobre la decisión el 30 de diciembre pasado en una comunicación en la que alega razones de “fuerza mayor” para suspender el suministro de combustible al vecino país a través del gasoducto que utilizan ambos países. Pdvsa recordó que el mismo fenómeno de El Niño obligó a Colombia a paralizar el envío de gas a Venezuela en abril de 2014.

ANA DIAZ – EL NACIONAL