Editorial
Editorial: El asalto
Editorial

Al gobierno le salen mal las cosas. Hay quien dice que él mismo es su principal enemigo y que su único apoyo, lo que lo mantiene en el poder, son los errores que provienen de los grupos radicales que lo adversan, y adversan también a la oposición. Otros piensan que todo lo que hace está fríamente calculado porque son los estrategas cubanos los que están detrás. Tienen el ejemplo de los Castro, que pese a la protesta de mucha gente, se mantienen el el poder y van para sesenta años. Pero más reciente es el ejemplo de Erdogan en Turquía quien,enterado de críticas militares,estimuló el afloramiento de un golpe para luego hacer una matanza,”limpiar” las fuerzas armadas y afianzarse. Solo que Erdogan no ha demostrado la incompetencia increíble del gobierno venezolano en materia económica. La última gaffe gubernamental es el asalto a la Asamblea Nacional. Este cuerpo que representa la soberanía popular fue desvalijado de atribuciones por un golpe de Estado en 2016, cuando el TSJ lo declaró en desacato. Consumado ese acto, se dedicaron inútilmente a minar su prestigio. Se cuidan de enviar grupos irregulares o paramiliares para poder decir como una señora exchavista, ahora de regreso a su redil,que fue”el pueblo”¿Cómo llamar pueblo a pandillas antisociales, vagos a sueldo, cuya única actividad es cometer delitos?Lo más probable es que la acción haya estado destinada a enviar un mensaje a los potenciales votantes del 16 de julio,algo así como “si esto le hacemos a los diputados, imagínense lo que les espera a ustedes”.Seguramente el plan era estrujar,humillar, escupir al Parlamento. Pero según el sonido filtrado de la expedición de castigo, es evidente que se les pasó la mano,no pudieron controlar a los esbirros y por poco matan al diputado De Grazia. No pudieron controlar a sus matones en una acción violenta que es habitual de los “colectivos”, para el gobierno nada especial,pero que en la comunidad internacional volvió a crear escándalo. ¿Y qué dirán Maduro y Raúl? Nadie puede intervenir en Venezuela y ya empieza a comprenderse que Trump es un bluff. Con los votos de China y Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU, ni se sueñe con Cascos Azules.Desde el año pasado desmantelaron la AN y de hecho los diputados son víctimas de todo tipo de humillaciones, incluso no cobrar sus dietas. Eso no disminuye en nada su gloriosa gestión y afirma la idea de que cualquier cambio pasa por ella. Debemos estar orgullosos de esos hombres y mujeres que se la jugaron a fondo para ganar la Asamblea y para representarnos. Hoy Leopoldo López tiene arresto domiciliario y se habla de nuevas liberaciones. El expresidente Zapatero ha negociado sistemáticamente su libertad, que enfrentó resistencias de lado y lado.Ahora falta que se instale un proceso de negociaciones que abra la puerta a una salida constitucional,pacífica,democrática y electoral, que garantice un acuerdo para la gobernabilidad futura y la superación del drama actual.