Editorial
Editorial: El comando del valle y los plebeyos
Editorial
1. Semanas cargadas de acontecimientos y emociones. Tendrán los analistas que explicarnos qué clase de conexión hay entre ellos, a ver si son buenos nuestros pareceres, que no pretenden ser más que eso. María Corina Machado se presenta de nuevo como candidato a líder  de la oposición, ante los consecutivos suicidios de Capriles, y López, lo que representa una fisura  de los amos del Valle. Esta vez no hicieron caso al padre Ugalde que les quiso pasar de nuevo la línea: candidatura de Lorenzo Mendoza y según se observa ya hay una especie de comité para convencer al empresario de que se lance al vacío en la oscuridad, con lo que  podría perder las Empresas Polar, la Presidencia de la República, tal vez  su libertad personal y nosotros no volveríamos a comer maíz en nuestras vidas. Pese a esta divergencia, el comando sifrino se mantiene en su plan de evitar que los plebeyos obtengan el liderazgo.
2. Por esa razón acordaron pulverizar implacablemente a Manuel Rosales, Henry Ramos y Henri Falcón  y todo aquello que suene a clase media parda y  mantienen contra ellos una furiosa campaña de descrédito. Pero el comando presenta brechas porque PJ considera que una eventual candidatura de Machado representaría su derrota después de tantos años de lucha por fundar y mantener un partido. Antonio Ledezma en gesto que aclara sus inclinaciones, dejó en  manos de ella la gloriosa bandera delante de la cual llamó a la abstención en los comicios de gobernadores. Se demuestra  la capacidad de alguna gente para observarse a sí misma con ojos épicos, y para no tener límites en lo que se refiere a su autovaloración. Ya es significativo que alguien se cubra, ondee, se seque las lágrimas, se envuelva en nuestro pabellón, actividad que nos llena de interrogantes por lo que pudiera connotar de la sicología de quien lo hace. De esta manera Ledezma sin fuerza política -ABP es muy pequeña- concede a Machado una investidura  de jefe que no tiene como otorgar, firma una letra que no tiene respaldo. Ser jefa de  los radicales no es significativo porque son muy pocos (uno de los intelectuales de apoyo de Machado, Schamis, desde Washington la calificó de “demócrata radical”)  El historiador Carrera Dama  lo mismo que Ibsen Martínez, dramaturgo de la televisión colombiana,-que no son nobles de cuna-. la elogia por su coraje, sinceridad, arrojo, coherencia, moralidad, -cualidades más bien de samuray que de la política, porque ella está muy mal evaluada en los estudios de opinión,
3. Antonio Ledezma, que por efecto de su triunfo en la Alcaldía Metropolitana por un momento despuntó como un posible candidato presidencial, por allá por 2009, se dedicó luego a fomentar tumultos callejeros y se desinfló tanto en 2012 no juntó fuerza ni  para ir a las primarias de la oposición. Hizo todo lo posible para caer preso y el gobierno lo anuló. Ahora protagoniza una misteriosa fuga de su propia casa, que la presentan como si se hubiera escapado de Auschwitz y cuyas implicaciones en cualquier momento deberemos conocer, porque anuncian ser apasionantes. Sin duda el extraño escape le dará la oportunidad de convertirse en un vocero radical en Europa y en otras partes.
4. Parece claro que está en duda la realización de primarias de la oposición porque  el grupo de más alta extracción social  no tiene votos ni organización suficientes para dar una pelea, mientras el  lado plebeyo, si llegara a hacerlo, tiene en ese punto ventajas. También habrá que ver con quien cuadre PJ.  Por el momento hay un elemento muy dudoso y es que dos de los que se anuncian como precandidatos se presentan uno con la credencial de que lo derrotaron y lo derrotan siempre y el otro al que su partido lo obligó a renunciar después de obtener un resonante triunfo. Las preguntas llueven: ¿se lanza Mendoza?¿compite con él Machado?¿llegan al final a una candidatura conjunta? ¿Entraría en ella PJ? ¿Quienes se lanzan entre los plebeyos Ramos, Falcón, Rosales?¿Harán un bloque de pardos antisifrinos? Depuradas las opciones intraopositoras: ¿habrá un candidato único? Hay muchas dudas porque en el grupo de los pardos perseguidos se piensa que por alguna razón la unidad solo vivió mientras fue buena a los intereses de Capriles. Sirvió mientras mandaron los amos.