Editorial
Editorial: Historia de una Ilusión
Editorial

La autoaniquilación del liderazgo luego de tantas demostraciones de no poder con la carga, ha puesto al país ante la comunidad internacional en condiciones de minoridad. No confían que seamos aptos para lidiar con el toro. De esta manera ahora la oposición no está en capacidad de definir sus políticas, cosa que hace en su lugar el Grupo de Lima y el Secretario General Almagro.

Además como estamos en plena Era Trump, ya la política dejó de serlo y se convirtió en antipolítica: rompe y rasga, la muerte de la diplomacia, incluso aquella que se llamó “diplomacia del garrote” en homenaje a Teodoro Roosevelt. En semejante contexto que condujo a posiciones tomadas, pareciera que es inútil el intento de discutir racionalmente la participación electoral o no porque ya está decidido.

El plan diseñado llevaría, según los autores, a un gran resultado. Los objetivos serían en secuencia lógica: 1) Maduro se autoreelige 2) la comunidad internacional desconoce su gobierno 3) Los EE.UU emprende un embargo petrolero, es decir, deja de comprar los setecientos mil barriles, que son el único cash que recibe el Estado venezolano 4) Un gran grupo de países decide el embargo comercial.

Resultado: la salida de Maduro. Los militares derrocan el gobierno y se lo entregan a sus contrarios. Especie de 23 de enero de 1958, una acción incruenta y la gente en las calles celebraría. Pero como todo plan construido desde las nubes, tan pulcro e incontaminado, lo acompaña poco olor a realidad. Tendría que ser un pronunciamiento de toda la FA pues de no ser se iniciaría una confrontación violenta interior.

La experiencia mundial enseña que ningún gobierno ha caído por presiones económicas y más bien, quienes sufren las sanciones son los pueblos. Las élites continúan llevando su buena vida, a expensas de la miseria y el sufrimiento extremo de las poblaciones.

Lo que no aparece en el tablero es una invasión militar de EE.UU y un grupo de países, que podría tener reacciones de China y Rusia que afectarían otros sitios sensibles en cualquier lugar del mundo. Lo que no es imaginable es que ambas potencias no respondan. De acuerdo las palabras de Aristóbulo Isturiz, que reflejan lo ocurrido en estos casi 20 años, el gobierno golpea y avanza ante cada irrupción fracasada de sus adversarios. Sería ingenuo no prever que la reacción del gobierno sería profundizar la cubanización.