Editorial
Editorial: Il sorpasso catalán
Editorial

Quien hizo el video en el  que un venezolano  increpa agriamente a Mari Pili Hernández en algún vericueto del Barrio Gótico de Barcelona, tal vez no se dio cuenta de que lanzaba una bomba. La verdadera noticia no era la exaltación del sujeto contra la periodista, cosa que se ha hecho común en todos los lugares del mundo –menos China, Cuba, Irán o Norcorea- donde se presente alguien asociado con el gobierno  venezolano, sino la presencia en la grabación de algunos  que podían haber sido unos paseantes cualesquiera que venían de comer fideuá en la Barceloneta. Pero no era así y se trataba de unos significativos personajes de la política venezolana, que acompañaban  a la no menos  Mari Pili, connotada figura bolivariana.

El chavismo crítico y un sector de la oposición paseaban juntos por Plaza de Cataluña, aunque llamó la atención que ninguno de los varones terciara para que el indignado compatriota dejara en paz a quien, más allá de cualquier consideración política, es una mujer. Inmediatamente de conocerse el video, la organización IFIT,  Institute for Integrated Transitions   publicó un comunicado para curarse en salud y blanquear la extraña situación. En él  informaba que había creado en 2016 un Grupo experto para Venezuela, que convocó una reunión en “Barcelona con la asistencia de Rodrigo Cabezas, Jesús María Casal, Hiram Gaviria, Mary Pili Hernández, Pedro Nikken y Orlando Ochoa para intercambiar opiniones sobre la situación de Venezuela”.

El IFIT se define como: “…una organización independiente sin ánimo de lucro constituida en 2012, que tiene como misión ofrecer análisis y asesoramiento amplio y exhaustivo a los actores nacionales que participan en procesos de diálogo y transición de alto nivel en… Túnez, Sri Lanka, El Salvador, Siria, Ucrania y Colombia, entre otros”.  Como todo el mundo sabe, Hernández y Cabezas son figuras históricas del chavismo hoy en actitud crítica con el gobierno de Nicolás Maduro. Nikken, copeyano histórico estrechamente vinculado con el ex director de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo; Hiram Gaviria, hasta hace poco diputado y hoy propulsor de la candidatura de Cecilia García Arocha a la Alcaldía de Chacao, afín ella por su parte a recientes iniciativas políticas de María Corina Machado y Voluntad Popular. El jurista Jesús María Casal pertenece al primer anillo de confianza del gobernador Capriles Radonsky y Orlando Ochoa es un calificado economista de amplios nexos con Avanzada Progresista, el grupo de Henri Falcón. De las fuerzas principales no estaban representados Acción Democrática ni Un Nuevo Tiempo. Semejante acontecimiento luego de tanto vilipendiar a todo aquél que hablara de diálogo, sugiere que ya los partidos deben haber comenzado las dudas sobre la eficacia de este nuevo intento de  defenestrar al gobierno por la vía de movilizaciones de calle.

Hasta ahora el resultado de este nuevo intento se traduce en que se pidieron elecciones generales este año, la salida rápida de Maduro del poder y hasta ahora solo se han conseguido 40 muertes, dos mil detenciones, Capriles y Guaruya inhabilitados, y una tenebrosa propuesta de asamblea constituyente que amenaza con multiplicar los problemas. Surgen las siguientes cuestiones. Es una iniciativa de diálogo, por lo tanto plausible, pero por el momento se mantiene como conversaciones entre críticos del gobierno, no todavía gobierno-oposición aunque por otro lado tenemos conocimiento irrebatible sobre reuniones entre figuras no partidistas de la oposición con altos jerarcas oficiales

¿Esta reunión de Barcelona tendrá el aval de la MUD, o ya la MUD perdió-como parece- la facultad de avalar o no las iniciativas de sus miembros?¿ Los asistentes asistieron con el conocimiento de sus padrinos? (es difícil que no sea así) ¿O fueron por su cuenta? Vendrán las discusiones.