Editorial
Editorial: Se puede descender cada vez más en los círculos del infierno
Editorial

Siempre se habla de los países que llegan al sótano,y que por lo tanto ya no pueden descender más. Da una sensación de seguridad pensar que ya no podemos empeorar y uno respira hondo. Paradójicamente es un ejercicio de optimismo,porque lleva implícito que lo que corresponde ahora es “subir”. Pero ya sabemos que el infierno tiene círculos y se puede seguir cayendo en ellos.No todos los castigos son iguales y son más drásticos en la medida en que las faltas sean más graves. En el infierno económico están o estuvieron los países que tomaron modelos socialistas, populistas, revolucionarios y variaciones de estos.Seguramente Cuba y Norcorea son las expresiones extremas que materializan en pobreza máxima generalizada de su población y hambrunas o hambre endémica. Son piezas de arqueología política y económica que ilustran cómo la humanidad vivió en épocas primitivas. El noveno círculo infernal, la desaparición en los estándares de la vida civilizada. Vivir sin electricidad,sin viviendas  o solo una habitación para toda la familia, con poquísimos alimentos y sin productos para el aseo personal. Venezuela está,al parecer,dispuesta a llegar tan profundo como sea posible de la mano del señor Serrano,el comisionado de Podemos para ejercer de Virgilio en nuestra destrucción. Una grave recesión,es decir,cada año se reduce la producción de bienes y tenemos menos para satisfacer nuestras necesidades.Al mismo tiempo, una demencial política monetaria expansiva que hace que haya más dinero para comprar esos pocos bienes,lo que dispara la hiperinflación. Caída del flujo de divisas por la detención de las inversiones extranjeras, el colapso de PDVSA y despilfarro de los escasos recursos por la inexistencia de instrumentos de control del gasto del Estado,como en toda autocracia ¿Por qué el gobierno no rectifica? ¿Qué misterio puede hacerlo creer que las recetas de Podemos,tomadas de las que condujeron al derrumbre del comunismo, a partir del Muro de Berlín,pueden servir aquí cuando llevan 19 años de demolición? El gobierno obtiene éxitos políticos porque la oposición se autoderrota, pero la amenaza de la crisis se profundiza porque los ciudadanos no pueden satisfacer sus necesidades elementales. No hay paz en perspectiva sino violencia y sufrimientos. En el horizonte se ven inflaciones de 40000 por ciento,devaluaciones parecidas, desempleo total o casi total. La cubanización avanza.