Gastronomía
¡Salsas para pasta que hasta un niño podría hacer! Aprende con nosotros
Gastronomía

 

No siempre tenemos tiempo, no siempre disponemos de mucho dinero, la mayoría de las veces nos provoca comer rico, y una buena opción siempre será un plato de pasta, el problema surge cuando tratamos de hacer una salsa, pues pasta sin salsa no podrá ser nunca.
Es por esta razón que les traigo dos salsas básicas para acompañar sus pastas: Salsa roja y salsa blanca, ¡a cocinar!
INGREDIENTES:
  • Un frasco de pasta de tomate.
  • Media cebolla blanca.
  • Matequilla.
  • Leche.
  • Una cabeza de ajo.
  • Queso parmesano.
  • Sal.
  • Pimienta.
1: Lava y corta la cebolla en trocitos muy pequeños. La cabecita de ajo, pélala y aplástala con un cuchillo para extraer su jugo y córtalo en pedazos pequeños. En una sartén derrite una cucharada de mantequilla y agrega la cebolla y el ajo. Deja cocinar por 8 minutos o hasta que el ajo esté bien transparente.
2: Una vez listo lo anterior, agrega una o dos cucharadas de pasta de tomate y media taza de leche líquida. Deja cocinar a fuego medio por unos 2 minutos y listo.
3: Coloca la pasta ya previamente hecha con la salsa y revuelve, yo agregue bastante queso parmesano, quedó deliciosa.
SALSA BLANCA
INGREDIENTES:
  • Mantequilla.
  • Harina de trigo.
  • Leche.
  • Queso parmesano.
  • Sal.
  • Pimienta.
1: Derrite una cucharada de mantequilla en un sartén u olla.
2: Una vez líquida la mantequilla, agrega una cucharada de harina de trigo y revuelve con un batidor de globo e inmediatamente agrega media taza de leche. DATO: Conviene mucho tener la harina y la leche líquida a la mano para agregar todo al instante. No te preocupes si no tiene la textura deseada al principio. Una vez hecho lo anterior, agrega el queso parmesano que desees, yo agrega bastante, una pizca de sal y pimienta y a servir.
Una vez más lo cotidiano se vuelve práctico y fácil. Dos recetas para salsas que cualquiera podría hacer y bastante ricas. Son pocos los ingredientes a usar por lo que no tienes excusa para no realizar alguna de esta opciones y experimentar agregándole otras cosas, tocinetas a la roja y pollo a la blanca, excelente ¿no?