Internacional
Berlín defiende la visita de Merkel a Brasil pese a las protestas masivas
Internacional

El Gobierno alemán defendió hoy la importancia de la inminente visita de la canciller, Angela Merkel, a Brasil, pese a las multitudinarias protestas de los últimas semanas contra la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, y su equipo.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, aseguró al ser preguntado sobre la pertinencia de la cita en el actual clima político brasileño que los “asuntos internos” no juegan papel alguno a la hora de determinar las visitas de la canciller.

Esta será la primera cumbre bilateral, el formato de más alto rango en el protocolo alemán, algo que, en palabras del portavoz, demuestra “una estrecha relación” o que ambos país “buscan una estrecha relación”.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Martin Schäfer, destacó por su parte que estas “consultas”, como se denominan en alemán, son una “expresión simbólica” del grado de relación, y señaló que las relaciones entre Brasil y Alemania son de primer nivel y se remontan a muchos años.

Seibert añadió que gran parte de los asuntos de la agenda de este encuentro trascienden el momento político actual y se refieren a asuntos en los que ambos países desean una cooperación más estrecha a largo plazo, como la tecnología, la ciencia y el medio ambiente.

Merkel parte este miércoles hacia Brasil con seis ministros para la primera cumbre bilateral, centrada en la cooperación comercial, tecnológica y medioambiental según fuentes del Gobierno alemán. ministros.

Asistirán a las consultas los ministros de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier; Sanidad, Hermann Gröhe; Medio Ambiente, Barbara Hendricks; Agricultura, Christian Schmidt; Transportes, Alexander Dobrindt; y Cooperación, Gerd Müller.

En el curso de la visita se suscribirán varios acuerdos y no está previsto que acompañe a Merkel ninguna delegación empresarial alemana, aunque sí que se reúna la canciller en Brasil con representantes del ámbito económico y empresarial.

Alemania sólo mantiene “consultas” intergubernamentales con algunos de sus socios europeos (Francia, España, Italia, Polonia y Holanda), así como con EE. UU, China, Israel, India y Rusia.

La visita de Merkel, que durará 23 horas, se produce en medio de un clima enrarecido por las manifestaciones masivas convocadas en protesta por los escándalos de corrupción que salpican al equipo de Rousseff y en los que se pide la salida de la presidenta brasileña

Fuente: EFE