Internacional
OEA no convocará a cancilleres por situación en Venezuela
Internacional

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunido en sesión extraordinaria para debatir sobre la situación en Venezuela, descartó la posibilidad de convocar una reunión de consulta de los cancilleres del continente, según fuentes diplomáticas.

Tras casi cinco horas de conversación en Washington, los embajadores de los estados miembros descartaron, por falta de consenso, la propuesta planteada por Panamá, que solicitó convocar el encuentro hace más de una semana precisamente para debatir el punto.

La idea que parece más probable es la de emitir una declaración conjunta que llame al diálogo en Venezuela, destacó la agencia EFE.

Durante horas los embajadores debatieron sobre la base de un proyecto de declaración presentado por Bolivia, al que pueden añadirse enmiendas.

Un grupo de unos ocho países, entre ellos Chile, Colombia, México y Perú, promueve una serie de cambios, justamente para instar a un diálogo con garantías para todas las partes y al que la OEA pueda dar “seguimiento” a través de informes periódicos, según fuentes cercanas a las conversaciones.

Ese mecanismo de seguimiento incluiría la posibilidad de que, en caso de que esos informes revelen una especial “gravedad” de la situación, vuelva a abrirse la opción de convocar una reunión de consulta de los cancilleres, de acuerdo con las fuentes.

Mientras se mantenían las conversaciones en la sede del organismo, el embajador mexicano, Emilio Rabasa, descartó que se alcanzaran los votos para aprobar la propuesta panameña, y afirmó que la sesión estaba encaminada a producir una declaración “política” de llamado al diálogo, rechazo a la violencia y respeto a los derechos humanos.

Palabras de Insulza

Otra opción que no parece reunir demasiado consenso es la de enviar una misión observadora a Venezuela, algo que, según el secretario general de la organización, José Miguel Insulza, ningún país miembro ha propuesto formalmente.

Insulza indicó a periodistas que, en su opinión, los embajadores no emitirán “condenas absolutamente a nadie”, y que las “mayores diferencias” giran en torno “a la importancia que se da al diálogo que está ocurriendo ahora” en Venezuela.

“Que alguien sugiera que una simple reunión de la Organización de Estados Americanos, realizada con arreglo a las normas que nuestros propios países han aprobado de manera unánime, sea una ‘injerencia indebida’ o una forma de intervención, sólo está demostrando también la significación que la OEA conserva plenamente”, afirmó Insulza ante el Consejo Permanente de la entidad en Washington.

Rechazan el silencio

Por su parte embajadora de Estados Unidos ante la OEA, Carmen Lomellín, consideró que sería inaceptable que el organismo se quede callado ante la situación en Venezuela, por lo que pidió una respuesta “firme” y respaldó la propuesta de Panamá de convocar a los cancilleres del continente para debatir el asunto.

“Lo que no es aceptable es que este hemisferio se quede callado, que no hable por medio de su institución multilateral más importante”, dijo Lomellín, según una copia de su declaración difundida por la misión estadounidense.

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha llamado a un diálogo nacional para solucionar la crisis.

Venezuela vive una ola de protestas desde el pasado 12 de febrero contra el Gobierno de Maduro, que en algunos casos han desembocado en actos de violencia con un saldo de 19 muertos, más de 300 heridos y centenares de detenidos.