Internacional
Acuerda oposicion siria entablar diálogo por la transición
Internacional

Reunidos en Riad, opositores consideraron necesaria la salida del presidente Bashar al Assad tras el posible fin del conflicto armado.

La oposición siria reunida en Riad acordó hoy comenzar negociaciones con el Gobierno del presidente Bachar al Asad “sin ninguna condición previa”, aunque insistió en que el mandatario debería dejar el poder al comienzo de la fase transitoria tras el hipotético fin del conflicto armado.

Los asistentes a la conferencia en la capital saudí pactaron este jueves el comunicado final del encuentro, iniciado ayer y que en principio iba a continuar hasta mañana, aunque por el momento no está claro si se ha dado ya por terminado.

El documento, publicado por la principal alianza política opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), estipula que “no hay lugar para Al Assad y su círculo”, ni para su “sistema de represión y despotismo”, en el país en la posguerra.

Subraya la necesidad de mantener “unos mínimos” en las negociaciones, que vienen establecidos por “los sacrificios del pueblo sirio” y por lo acordado en la reunión de Ginebra 1, celebrada en junio de 2012, respecto a la creación de un Gobierno interino que lidere la fase de transición a la democracia.

Este proceso político tiene como objetivo “empoderar al pueblo sirio” para que pueda elegir a sus dirigentes en unas “elecciones imparciales bajo la supervisión de Naciones Unidas”, agrega la nota.

Además, los líderes y representantes elegidos serán los únicos que puedan disponer de armas, según los grupos opositores, que exigieron la reforma de los cuerpos de seguridad y del Ejército.

“Crímenes de guerra”

En el texto afirmaron que su meta es “unificar las fuerzas de la revolución y la oposición en torno a una visión común sobre una solución política” basada en el Comunicado de Ginebra y las resoluciones del Consejo de Seguridad 2118 y 2254.

Por otro lado, aseguraron que Bashar al Assad y otros miembros del Gobierno cometieron “crímenes de guerra” contra el pueblo sirio, por lo que es necesario que todos ellos sean presentados ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Unos 140 representantes de facciones, personalidades independientes, grupos políticos y miembros de la CNFROS -todos ellos integrantes de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), la más importante alianza de la oposición- se han dado cita desde ayer en Riad.

Las CSN ha representado a los opositores en rondas anteriores de las negociaciones en Ginebra, auspiciadas por la ONU y que está previsto que se reanuden el próximo 28 de noviembre.

Pese a que la oposición siria se ha mostrado dispuesta a conversar con el Ejecutivo sin condiciones previas, la asesora presidencial siria, Buzaina Shaaban, exigió hoy que las facciones depongan sus armas antes de iniciar un diálogo, en declaraciones a la agencia rusa Sputnik recogidas por medios sirios.

No obstante, Shaaban aludía a la conferencia propuesta por Rusia entre las partes sirias en la urbe rusa de Sochi, cuyo fecha no se ha fijado, y no hizo referencia a las negociaciones de Ginebra.

EL(efe, dpa)DW