Internacional
AI: “Venezuela corre el riesgo de caer en una espiral de violencia”
Internacional

Amnistía Internacional presentará mañana en Madrid el informe “Venezuela: Los derechos humanos en riesgo en medio de protestas”, que documenta las denuncias de violaciones y abusos a los derechos humanos cometidos en el contexto de las masivas manifestaciones que han tenido lugar desde comienzos de febrero.

“El país corre el riesgo de caer en una espiral de violencia si no se toman pasos y condiciones para llevar a las partes en conflicto a un diálogo. Esto sólo puede ocurrir si todas las partes respetan los derechos humanos y el estado de derecho. Si esto no sucede el número de víctimas va a continuar creciendo, con los ciudadanos comunes llevándose la peor parte,” dijo Erika Guevara Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional, en un boletín de prensa enviado a esta redacción.

Hasta el momento, 37 personas han perdido la vida y más de 550 han resultado heridas, al menos 120 de ellas tras el uso de armas de fuego. Según datos publicados por la Fiscalía General el 27 de marzo, 2.157 personas fueron detenidas durante las protestas. La gran mayoría ya fue liberada, pero continúan enfrentando cargos.

“Todas las acusaciones de violaciones y abusos a los derechos humanos tienen que ser investigadas de manera inmediata y exhaustiva y aquellos responsables, llevados a la justicia (…). La crisis actual en Venezuela amenaza con socavar cualquier progreso hecho en los años recientes en lo que respecta a los derechos de las personas más vulnerables del país”, agregó Guevara Rosas.

Amnistía Internacional hizo un llamado al gobierno venezolano a comprometerse a desarrollar un Plan Nacional de Derechos Humanos. Este debería ser el resultado de un diálogo nacional e incluir sin discriminación a todos los partidos y a la sociedad civil.

“El gobierno y la oposición deben comprometerse a utilizar medios pacíficos para resolver la crisis política e instruir a sus partidarios que la violencia y la retórica confrontacional que pueda incitar a la violencia no serán toleradas. La comunidad internacional, incluyendo los países vecinos, debe fomentar el diálogo constructivo en el país”, concluyó Guevara Rosas.  (Via)