Internacional
Alemania aboga por el envío de Cascos Azules a Ucrania
Internacional

El ministro de Exteriores germano, Heiko Maas, cree que ese despliegue ayudaría a avanzar hacia una solución en el conflicto entre Kiev y Moscú.

Poco antes de compartir una cena de trabajo en Berlín con sus pares de Francia, Ucrania y Rusia, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo este lunes (11.06.2018) que era partidario de enviar una misión de Cascos Azules de Naciones Unidas en la región de Donbass (este de Ucrania), como una forma de avanzar hacia una solución del conflicto que Moscú y Kiev mantienen abierto desde hace cuatro años.

“Ambas partes han mostrado su acuerdo con esa misión, pero difieren en cómo debe hacerse efectiva”, apuntó Maas, ante la ronda ministerial que, bajo el “Formato de Normandía”, reúne a Rusia, Ucrania, Francia y Alemania. El ministro alemán lamentó que, pese a las numerosas rondas negociadoras, “no se ha logrado un alto el fuego que merezca ese nombre” en la zona, donde el control lo ostentan unidades prorrusas.

“Una misión de la ONU es una medida adecuada para velar por que aquello que ya fue acordado en los Acuerdos de Paz de Minsk pueda ser finalmente implementado con la ayuda de las Naciones Unidas”, recalcó Maas. “Sobre esto queremos empezar a hablar”, agregó el político socialdemócrata minutos antes de compartir una cena con Jean-Yves Le Drian, Serguei Lavrov y Pavlo Klimkin.

“Avances verificables”

Ucrania y Rusia tienen ideas divergentes sobre la implementación de una posible misión de paz de la ONU. Moscú solo quiere una pequeña fuerza de protección para los alrededor de 600 observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSZE) que se encuentran en el este de Ucrania, mientras que Kiev desea que las tropas de los Cascos Azules impidan los enfrentamientos en todo el terreno de conflicto.

“La implementación de Minsk está atascada”, insistió Maas, para quien el encuentro de Berlín, más que una mera “evaluación de la situación”, debe lograr reactivar esos acuerdos. Alemania y Francia, en su calidad de países facilitadores, aspiran a un alto el fuego permanente, al repliegue de armamento pesado y a avances “verificables” -en palabras de Maas- en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk.

DZC (EFE, dpa)DW