Internacional
Amnistía Internacional: América Latina vive una de las “peores regresiones” en DD. HH.
Internacional

En su último informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, Amnistía Internacional señala que en América Latina y el Caribe aumentaron los índices de violencia, homicidios, impunidad y desigualdad.

La situación en materia de derechos humanos en América Latina atraviesa una de sus “peores regresiones” en los últimos años, sobre todo por el incremento de la violencia y la represión, señaló este miércoles Érika Guevara, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

 

“Ahora nos damos cuenta que estamos viviendo un contexto regresivo alarmante. Estamos hablando de millones que están viviendo una crisis de derechos humanos, alimentada por retrocesos legislativos y en materia de política pública”, afirma la mexicana.

En su último informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, AI pone de manifiesto que en los países de América Latina y el Caribe aumentaron los índices de violencia, homicidios, impunidad y desigualdad.

“Es la región más violenta del mundo”, insiste Guevara al poner como ejemplos El Salvador, Honduras y México, que rompió el año pasado su propio récord en número de homicidios dolosos. “Es la región donde se asesina el mayor número de defensores de derechos humanos y de periodistas, incluso en comparación con países con conflictos armados”.

Los “focos rojos” de la región

Pero las amenazas a los derechos humanos también se ven en el gran número de feminicidios -asesinatos de mujeres por motivo de género-, la presencia del crimen organizado “en todos los rincones del continente”, la crisis de refugiados y el fenómeno de la migración forzada en casos como Venezuela y los países del Triángulo del Norte: Honduras, Guatemala y El Salvador.

Según Guevara, se trata de un contexto preocupante. “América Latina fue hasta hace poco una región estable, hasta hace un año con un solo conflicto armado reconocido internacionalmente, que era el colombiano y estaba en proceso de paz. Ahora estamos en la peor crisis de derechos humanos”, señaló.

Aunque el clima de violencia es generalizado, considera que existen “focos rojos”, como México, con más de 36.000 personas desaparecidas y varios muertos en el marco de la lucha contra el narcotráfico, que sacó a las calles a los militares para encargarse de asuntos de seguridad.

Por primera vez en EE. UU.

También mencionó a Brasil y la violencia “policial y racista”, así como los asesinatos de defensores ambientalistas; a Venezuela, por la crisis humanitaria que ha obligado a miles a migrar a países vecinos, la represión policial durante las protestas y casos de detenciones

arbitrarias; y a los países del Triángulo Norte, de donde provienen la mayoría de los miles de migrantes que intentan cruzar cada día la frontera entre México y Estados Unidos.

Amnistía Internacional presentó este año su informe anual por primera vez en Estados Unidos para alertar de que “los pasos atrás” dados por el presidente Donald Trump “sientan un peligroso precedente para otros gobiernos”.

“El descontento social es utilizado por estos políticos nefastos para sus discursos divisores, es la clásica estrategia de usted contra nosotros, para atraer el voto popular de personas que se encuentran en una situación de desesperación”, indicó Guevara.

CT (dpa, EFE)DW