Internacional
Atacantes en hotel de Bamako mantienen como rehenes a más de 170 personas
Internacional

Los hombres armados que atacaron hoy un hotel de Bamako, la capital de Mali, mantienen retenidas a más de 170 personas, entre las que se incluyen miembros de delegaciones extranjeras que iban a asistir a un congreso, informaron fuentes de seguridad y trabajadores del establecimiento.

Fuerzas de seguridad mantiene acordonado el hotel Radisson Blu donde se alojan delegados de la Organización Internacional de la Francofonía y participantes en un encuentro previsto mañana en la capital maliense sobre las nuevas tecnologías, según las fuentes.

Un comunicado del grupo Rezidor, que opera el hotel Radisson de Bamako, asegura que son dos hombres los que mantienen retenidos a los 140 huéspedes y 30 empleados aunque, según fuentes locales, podría haber más asaltantes.

Los servicios de seguridad de la compañía están en contacto de forma continua con las autoridades del país para ofrece cualquier apoyo que ayude a resolver la crisis, señala el comunicado.

Un importante dispositivo de seguridad ha sido desplegado en la zona, mientras la oficina del Primer Ministro maliense ha puesto en marcha una célula de crisis para tomar las medidas de seguridad.

El presidente del país, Ibrahim Boubacar Keïta, decidió acortar su viaje a Chad donde participa en la Reunión del G5 Sahel, y volver hoy a Mali.

El ataque se ha producido sobre las 07.30 (hora local, misma GMT) de esta mañana cuando al menos cuatro personas a bordo de un vehículo, con matrícula diplomática, se acercaron al hotel y empezaron a disparar contra las guardias, causando dos heridos graves y otros dos heridos leves, mientras que el resto de guardias huyeron de la zona.

Los asaltantes lograron después entrar en Radisson que aloja al menos a 170 personas, la mayoría extranjeros, y es considerado como el hotel más seguro de la capital, y situado en una zona de lujo donde abundan hoteles, bancos, bares y restaurantes, así como las embajadas de Estados Unidos, España y Túnez.

Las investigaciones no descartan la pista yihadista ya que según declaraciones de un policía que fue testigo presencial, los asaltantes mientras disparaban gritaban “Alaho Akbar” (Dios es grande).

Un observador, que pidió el anonimato, vinculó, en declaraciones a Efe, entre el tiroteo producido hoy y las amenazas proferidas la semana pasada por el líder del grupo radical Ansar Eddín, Iyad Ag Ghali, quien rechazó el acuerdo de paz entre malienses y llamó a sus seguidores a “continuar la yihad contra las fuerzas extranjeras”, concretamente las francesas. EFE