Internacional
Autor del tiroteo de Carolina del Sur quiso atacar primero una universidad
Internacional

Los amigos del joven blanco que disparó y mató a nueve personas de raza negra en una histórica iglesia afroamericana en Charleston, Carolina del Sur, dijeron que primero había hablado de atacar un campus universitario, según informaron el viernes el Washington Post y NBC News.

El Washington Post publicó que un joven de 22 años, Christon Scriven, vecino negro del autor confeso del tiroteo, Dylann Roof, dijo que recientemente durante una noche en la que bebieron alcohol Roof dijo que quería abrir fuego contra una escuela. En otro momento, Roof habló sobre disparar en la Universidad de Charleston, según el diario.

“Mi reacción en ese momento fue ‘Sólo estás hablando como un loco’”, dijo Scriven al Post.

Scriven también dijo a NBC News que Roof podría haber cambiado sus planes tras decidir que el campus universitario era un objetivo con un acceso más complicado.

“El miércoles sólo dijo que todo iba a pasar. Dijo que tenía siete días”, dijo Scriven a NBC News. “Yo sólo repasé en mi cabeza lo que hizo (…). Bueno, realmente él fue e hizo lo que dijo que iba a hacer”.

Reuters no pudo verificar estas informaciones ya que Scriven no pudo ser contactado inmediatamente para hacer comentarios.

Roof, de 21 años y quien las autoridades sostienen que pasó una hora de estudios bíblicos con feligreses en la iglesia episcopal africana metodista de casi 200 años Emanuel antes de abrir fuego el miércoles por la noche, apareció a través de un vídeo ante un juez que el viernes ordenó su detención sin fianza.

El joven ha sido acusado con nueve delitos de asesinato y un delito de armas.

El ataque contra esta iglesia, a la que llaman “Madre Emanuel” por su importante papel en la historia afroamericana, tuvo lugar después de una oleada de protestas en todo Estados Unidos durante los últimos meses debido a asesinatos de hombres negros desarmados a manos de policías blancos, centrando la atención en el sesgo racial del sistema judicial penal y reavivando un movimiento de derechos civiles bajo el lema de “Las vidas de los negros importan”.

Fuente: EFE