Internacional
Barcelona: a prisión dos de los cuatro detenidos por atentados
Internacional

El juez mandó a prisión a Oukabir, a cuyo nombre se alquiló la furgoneta con la que se llevó a cabo el atropello masivo en Barcelona, y al único sospechoso que no se desvinculó de los atentados, Mohamed Houli Chemlal.

El juez dictó este martes (22.08.2017) prisión provisional y sin fianza a dos de los cuatro detenidos por los atentados de la pasada semana en España, que dejaron 15 muertos y más de 130 heridos, tras tomarles declaración en Madrid.

Para otro de los sospechosos decretó libertad provisional con la obligación de comparecer semalmente, mientras que el cuarto quedó detenido hasta que el juzgado adopte -antes de 72 horas- su puesta a disposición judicial en base al resultado de pesquisas en curso.

Los cuatro sospechosos, de entre 22 y 34 años, fueron arrestados entre el jueves y el viernes. Tres de ellos -Driss Oukabir, Mohamed Aalla y Salh El Karib- se desvincularon hoy de los ataques. El magistrado mandó a prisión a Oukabir, a cuyo nombre se alquiló la furgoneta con la que se llevó a cabo el atropello masivo del jueves en Barcelona, y al único sospechoso que no se desvinculó de los atentados, Mohamed Houli Chemlal.

Confirman plan de un gran atentado

Este último confirmó ante el juez Fernando Andreu que la célula yihadista que atacó en Barcelona y en la localidad turística de Cambrils planeaba un atentado aún mayor con explosivos en la capital de la región española de Cataluña (noreste de Españ) y que una explosión en su centro de operaciones truncó sus planes.

Por otra parte, el juez dejó en libertad de forma provisional a Mohamed Aalla y acordó que permanezca detenido en dependencias judiciales Salh El Karib. De los 12 presuntos terroristas que integraban la célula, ocho están muertos y cuatro detenidos.

La Policía abatió el lunes a Younes Abouyaaqoub, supuesto autor material del atropello masivo que dejó 13 muertos y más de 100 heridos el jueves en Barcelona. El presunto terrorista, de 22 años, había matado tras el ataque a otro hombre, cuyo coche utilizó para huir. Cuatro días depués, Abouyaaqoub fue localizado a 50 kilómetros de Barcelona. Antes de ser  abatido por los agentes, el joven gritó “Alá es grande”.

CT (dpa, El País) /DW