Internacional
Brasil: caravana proselitista de Lula es atacada a tiros
Internacional

Integrantes de la caravana del expresidente han denunciado una serie de ataques desde el inicio de una gira por el sur de Brasil que atribuyen a “milicias armadas”.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, denunció este martes (27.03.2018) que dos de los autobuses de la gira de Luiz Inácio Lula da Silva por el sur de Brasil fueron impactados por al menos tres tiros y afirmó que integrantes de milicias armadas “quieren matar” al exmandatario.

“Esas personas quieren hacer un atentado a nuestra caravana, quieren matar al presidente Lula. Ellos no sabían en cuál autobús Lula estaba, simplemente dispararon”, expresó Hoffmann al final de un acto con el expresidente brasileño en la Universidad Frontera Sur, en el estado de Paraná.

Según la denuncia de Hoffmann, un autobús que transportaba a periodistas fue alcanzado por dos proyectiles, mientras que un segundo vehículo, ocupado por miembros de la caravana, fue objeto de al menos un tiro.

La cabeza del partido calificó la acción de “atentado” y criticó el papel de las autoridades brasileñas. “Quiero saber hasta cuándo las autoridades de Paraná van a callar. ¿Hasta que alguien esté muerto?”, vociferó.

Los integrantes de la caravana del expresidente han denunciado en los últimos días una serie de ataques ocurridos desde el inicio de una gira por el sur de Brasil, que atribuyen a “milicias armadas” muñidas de piedras, huevos y clavos.

A pesar de los daños materiales a los autobuses -tres pinchazos y daños a los cristales de los autobuses- no hubo heridos.

Tras enterarse de los disparos, el expresidente Lula calificó el ataque como “casi el surgimiento del nazismo” y condenó la ascensión de “grupos fanáticos” en el país.

“Si quieren pelear conmigo, peleemos. Pero vamos a respetar la democracia. La democracia supone la convivencia en medio a la diversidad”, recalcó.

La situación de Lula, idolatrado y rechazado casi a partes iguales por los brasileños, tiene en vilo al país desde hace meses. Un tribunal de segunda instancia confirmó recientemente su condena a 12 años y un mes de cárcel por el caso “Lava Jato” (“Lavado de autos”), por cargos de que aceptó la reforma de un apartamento de una constructora a cambio de favorecerla en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras.

La Corte Suprema debe decidir el 4 de abril sobre un recurso extraordinario de la defensa de Lula para evitar que entre en prisión. En caso de un fallo contrario, el carismático expresidente podría ser encarcelado en los días posteriores.

RRR (Efe/Dpa).DW