Internacional
Cameron se reunirá con rey saudí, en medio de polémica por izada de bandera
Internacional

El primer ministro británico, David Cameron, se reunirá en Riad con el nuevo rey saudí Salman bin Abdelaziz, mientras en el Reino Unido continúa hoy la polémica por la decisión de colocar la bandera a media asta en señal de luto por la muerte del monarca Abdalá.

La “Union Jack” ondea hoy a media asta en la mayoría de los edificios oficiales del país, si bien autoridades regionales como el Gobierno de Escocia han rechazado seguir el protocolo recomendado para estos casos por el Ministerio británico de Cultura, Medios y Deporte (DCMS, sus siglas en inglés)

Cameron y el príncipe Carlos de Inglaterra encabezan la delegación del Reino Unido que ha viajado a Arabia Saudí para asistir a los funerales por el rey Abdalá bin Abdelaziz, fallecido a los 90 años de edad.

Según fuentes oficiales, el líder conservador británico, que ha dicho que Abadalá será recordado por su “compromiso con la paz y por fortalecer el entendimiento entre los credos”, mantendrá encuentros con el nuevo monarca y con otros miembros de la familia real durante su estancia en el país árabe.

Mientras, destacadas figuras políticas del Reino Unido han criticado duramente la decisión de Londres de colocar a media asta la bandera, pues consideran que el régimen saudí, entre otros, no respeta el derecho a la libertad de expresión, los derechos de las mujeres y es, además, la cuna del islamismo radical.

La parlamentaria conservadora Sarah Wollaston aseguró hoy que el “gesto” le parece “inapropiado, dado el historial sobre derechos humanos que tiene Arabia Saudí”.

En su opinión, las palabras de elogio emitidas por Cameron sonarán “vacías” en los oídos de “cualquiera que, por ejemplo, quisiera convertirse al cristianismo o incluso llevar una biblia en Arabia Saudí”.

“Media asta por todas las mujeres saudíes a las que se somete a una servidumbre forzada y a la infantilización impuesta por sistema de tutela masculino opresivo. Media asta por todos aquellos saudíes y trabajadores inmigrantes decapitados públicamente, apedreados, mutilados o flagelados”, escribió la dirigente “tory” en Twitter.

También la líder de los conservadores escoceses, Ruth Davidson, consideró hoy que la recomendación efectuada por el DCMS es una “gran tontería”, mientras que el euroescéptico partido Ukip aseguró que el Gobierno promueve valores “inmorales”.

Entre los que han decidido bajar la bandera en señal de luto figura la Abadía de Westminster, que ha explicado que lo ha hecho porque, de lo contrario, podría ser visto como una “declaración claramente agresiva”, la cual tampoco serviría para apoyar a las “comunidades cristianas tristemente oprimidas en Oriente Medio”.

El DCMS recomendó ayer situar a media asta la “Union Jack” en todos los edificios oficiales, si bien precisó que los Gobiernos autónomos regionales y las autoridades municipales pueden tomar sus propias decisiones al respecto. EFE