Internacional
Canadá desbarata plan terrorista con información del FBI
Internacional

Material provisto por EE.UU. que incluía un video de mártir ayudó a ubicar al sospechoso.
Un hombre ultimado por la policía canadiense en Ontario era admirador del grupo Estado Islámico y estaba en las etapas finales de un plan para atacar un importante centro urbano con una bomba casera, informaron las autoridades canadienses.

La policía allanó la vivienda de Aaron Driver, de 24 años, en la pequeña comunidad rural de Strathroy, unos 225 kilómetros al suroeste de Toronto, tras recibir información confiable de inteligencia de las autoridades de Estados Unidos.

La información incluía un “video de mártir”, según la cual el hombre planeaba lo que hubiera podido ser un “horroroso” ataque, dijo la Real Policía Montada de Canadá (RCMP).

Driver murió el miércoles (10 de agosto) al detonar un explosivo que llevaba consigo en el asiento trasero de un taxi cuando la policía se le acercaba.

El video provisto por el FBI permitió a la RCMP identificar al sospechoso y allanar su vivienda.

La grabación muestra a un hombre cubierto la cabeza con un pasamontañas negro hablando de crímenes contra los musulmanes y prometiendo un inminente ataque contra una ciudad canadiense y declarando lealtad a ISIS.

El individuo dice que el ataque se realizará en las próximas 72 horas a la hora de mayor congestión de tránsito.

Las autoridades de Canadá dicen que Driver, musulmán convertido no parece haber tenido cómplices. Se desconoce cuál ciudad iba a ser atacada.

Medios del Estado Islámico reconocieron al canadiense como “un soldado” del grupo, según informa SITE, un sitio de monitoreo de grupos terroristas.

Driver, que también usaba el alias Hrun Abdurahman, fue arrestado en 2015 por apoyar abiertamente a ISIS en las redes sociales.

Aunque no fue presentado de cargos, en febrero una orden judicial restringió sus movimientos y le prohibió usar las redes sociales y computadores así como todo contacto con el Estado Islámico o grupos similares.

La policía canadiense dice que no estaba bajo constante vigilancia, pero era monitoreado.

VOA.