Internacional
Centenares de refugiados se dirigen a pie hacia Austria desde Hungría
Internacional

Un grupo de 400 refugiados partió este lunes andando hacia Austria desde el campamento de acogida de Vámosszabadi, en Hungría, a unos 140 kilómetros de la frontera entre los dos países, informó hoy el portal “index”.

Los refugiados caminan por la carretera nacional 1, pese a que desde hace días las autoridades húngaras no impiden que los inmigrantes lleguen hasta la frontera en tren.

Durante días, centenares de refugiados procedentes de Oriente Medio, sobre todo de Siria e Irak, habían quedado varados en la estación de Keleti, en Budapest, al impedir las autoridades húngaras que continuaran su camino hacia Austria y, posteriormente, Alemania.

Ayer un grupo de refugiados inició esta misma ruta, pero finamente decidieron subir en la estación de Györ, a unos 10 kilómetros del campamento, a un tren hacia la frontera.

La situación llegó a tal extremo que centenares de refugiados salieron andando hacia la frontera austríaca.

Tras anunciar Austria y Alemania el sábado la apertura de un corredor y facilitar Hungría la salida, la situación se ha normalizado momentáneamente.

Durante el fin de semana, 16.000 personas cruzaron desde Hungría a Austria y la inmensa mayoría continuó luego su camino hacia Alemania.

Mientras, en el sur, miles de personas siguen entrando en territorio húngaro desde Serbia, unas 5.000 el pasado fin de semana.

En Röszke, cerca de frontera con Serbia, un grupo de afganos trató de salir del punto de reunión, lo que provocó choques con la Policía, que no llegó a usar pelotas de gomas ni gas lacrimógeno.

Amnistía Internacional denunció ayer que las condiciones de acogida en Röszke son muy malas y que la única ayuda que reciben los refugiados es de parte de voluntarios.

Más al sur, la corriente de refugiados sigue fluyendo hacia Europa. Unos 4.000 cruzaron la frontera entre Macedonia y Serbia este fin de semana y se espera que lleguen a Hungría en uno o dos días.

Hoy el primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, defendió su postura contraria al reparto de los refugiados entre los países de la Unión Europea, algo que había propuesto Bruselas y aseguró que “la defensa de la frontera es más importante que las cuotas”. EFE