Internacional
China tilda de “provocación” vuelo bombarderos EEUU cerca de islas disputadas
Internacional

China indica que un nuevo vuelo de dos bombarderos estadounidenses B-52 cerca de las islas Nansha/Spratly del Mar de la China Meridional, que el gigante asiático se disputa con naciones vecinas, es “una seria provocación militar” y urge a Estados Unidos a parar esas acciones.

Según un comunicado divulgado hoy por el Ministerio de Defensa chino, los bombarderos volaron cerca de las islas el pasado 10 de diciembre, cuando personal militar chino en ese archipiélago advirtió a los aviones que se marcharan.

“Las acciones de EE.UU. suponen una seria provocación militar”, indica el comunicado, el cual añade que situaciones así pueden, “incluso, militarizar la región”, además de “amenazar la seguridad del personal chino, las instalaciones, la paz y la estabilidad”.

Dos bombarderos estadounidenses B52 ya volaron cerca de esas islas del 8 al 9 de noviembre, según confirmó entonces el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Además, el pasado 26 de octubre un buque de guerra de Estados Unidos navegó a doce millas náuticas del arrecife Subi, en el archipiélago Spratly, disputado total o parcialmente entre China, Taiwán, Vietnam y Filipinas.

Estados Unidos, dice el Ministerio de Defensa chino, “envía constantemente navíos miliares y aviones para mostrar su fuerza y crear tensiones en esas aguas y en ese espacio aéreo”, y pide a la primera economía mundial que “adopte de forma inmediata medidas para prevenir esas acciones peligrosas”.

Las fuerzas armadas chinas, advierte, “tomarán cualquier medida que sea necesaria para salvaguardar la soberanía nacional y la seguridad, así como la paz y la estabilidad de la región”.

Si bien Pekín acusa a Washington de militarizar la región, el Ejército de Liberación Popular (ELP) chino realizó nuevos ejercicios militares en el Mar de la China Meridional el pasado miércoles, según informó ayer el diario oficial de las fuerzas armadas del país.

EE.UU. y China han tenido varios roces en lo que va de año debido a la construcción de instalaciones chinas en archipiélagos disputados como el Spratly, que, según Washington, incluyen infraestructuras militares e incluso islas artificiales.

Mientras Estados Unidos ha asegurado que continuará enviando buques y aviones a la zona, China defiende que muchas de sus construcciones en el archipiélago -faros entre ellas- servirán para mejorar la navegación. EFE