Internacional
Colombia hará lo posible por ser excluido de medida proteccionista de Trump
Internacional

La ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, anunció que Colombia hará todo lo posible para ser excluidos de la medida arancelaria de Estados Unidos.

Las nuevas medidas proteccionistas del presidente de EE. UU. Donald Trump recaen sobre Colombia al no estar dentro del paquete de países que han sido eximidos de los aranceles al hierro y al acero.

Sin embargo, la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, anunció que Colombia hará todo lo posible para ser excluidos de la medida arancelaria.

“Nos jugaremos una nueva carta para ser excluidos de la medida de aranceles para acero y aluminio que tomó EE. UU”, dijo.

Estados Unidos es el principal comprador de productos industriales, agroindustriales y agropecuarios colombianos, es la economía de la que proviene el mayor flujo de inversión extranjera, y ha sido un aliado histórico y estratégico en el desarrollo de programas en distintas áreas de la vida nacional. ​

¿Cómo afecta la relación comercial entre EE. UU. y Colombia los aranceles al hierro y al acero?
“Colombia exportó a EE. UU. el año pasado USD $ 33 millones en acero y cerca de USD $ 190 millones en tubería y aluminio, se perdería un mercado que ha sido difícil de ganar”, dijo al PanAm Post el economista Luis Alberto Rodríguez.

El experto sostuvo que no solo es tensionante el asunto por el mercado estadounidense, ya que China jugará
un papel preponderante, “el gigante asiático va a tener un excedente de acero que va a vender supremamente barato, si pierde el mercado de EE. UU. la industria colombiana tendrá retos inmensos para sobrevivir en este escenario”, indicó.

Por su parte, María Claudia Lacouture, Directora Ejecutiva Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham) estimó que, pese a la imposición de las medidas arancelarias, Colombia y EE. UU. pasa por una excelente relación comercial.

Lacouture explicó, en conversación con el diario La República, que la relación entre los dos países va mas allá de lo comercial: “es una relación que incluye importancia geopolítica, cooperación, social, también el tema de educación, y no podemos solamente hablar de la influencia que pueden tener unos aranceles cuando hay muchas más acciones y mucha más injerencia dentro de una relación de dos países como son Colombia y EE. UU”.

Frente al escenario comercial, dijo que efectivamente hay una afectación a un grupo de empresarios colombianos, pero que también se debe examinar el tamaño y dimensión que esto representa dentro de las importaciones de EE. UU.

“En estos productos, son 13 posiciones arancelarias las que se han mencionado, y aún el presidente Trump no ha establecido dentro de las connotaciones de negociación, tiene temas de seguridad, en donde Colombia podría establecer.”

Finalizó que el Gobierno colombiano debe trabajar para que este impacto no afecte el país.

“Nos jugaremos una nueva carta para ser excluidos de la medida”
La ministra Gutiérrez apoyó la idea de buscar que los industriales colombianos del acero y el aluminio no se vean afectados por los aranceles que impuso Estados Unidos a las importaciones de esos materiales o de productos que los contengan.

El departamento de Comercio de Estados Unidos dio paso a un mecanismo para que importadores de ese país de acero y aluminio pidan que sus compras en el exterior sean excluidas de los aranceles del 10% y del 25%, respectivamente, que fueron anunciados por el gobierno de EE. UU.

“Las medidas anunciadas por la administración de EE. UU. imponen un reto al Gobierno y al sector privado colombiano. Debemos trabajar de manera estratégica y coordinada para superarlo de la mejor forma”, dijo la ministra Gutiérrez.

El ministerio de Industria y Comercio en Colombia les solicitó a los productores del país ponerse en contacto con sus compradores en Estados Unidos, y así evaluar conjuntamente la posibilidad de radicar estas peticiones que se unirían a la carta que ya envió el Gobierno colombiano a la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR, siglas en ingles), solicitando la exclusión de las importaciones provenientes de Colombia.

Cabe destacar que como resultado del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, en vigencia desde 2012, aumentaron en 22% nuevos exportadores y 15% nuevos productos.

La nueva medida proteccionista se aplica a todo el acero y el aluminio que ingresa a Estados Unidos desde países extranjeros.

Sin embargo, el gobierno de Trump ya había dado detalles de un proceso que debían seguir los países interesados en quedar excluidos de la misma. Canadá, Brasil y México están temporalmente excluidos y se verían beneficiados, ya que son los principales proveedores de acero a Estados Unidos. Australia y otros aliados estratégicos también se verían beneficiados.

Felipe Fernández/Panampost