Internacional
Colombianos decidieron que Juan Manuel Santos siga gobernando
Internacional

Juan Manuel Santos ganó el domingo de manera convincente la reelección en la contienda presidencial más reñida de Colombia en 16 años, lo que significa un aval a las conversaciones de paz para tratar de poner fin al conflicto armado más largo del hemisferio occidental.

 

 

Santos derrotó al candidato por el movimiento Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, con 53 por ciento de los votos frente a 47 por ciento, escrutado el 99.55 por ciento de las mesas electorales contadas en menos de una hora desde que se cerraron de las urnas.

 

 

“Muchas gracias Colombia, muchas gracias colombianos”, exclamó Santos en un discurso marcado por el tema de la paz.

 

 

Según el mandatario reelecto, “hoy ha triunfado la unidad. Millones de compatriotas apoyaron un sueño que compartimos… cambiar el miedo por la esperanza”.

 

 

Tras agradecer a Zuluaga la forma gallarda en la que reconoció su derrota, Santos observó que “éstas han sido unas elecciones distintas: lo que estaba en juego no era el nombre de un candidato sino el rumbo de un país”.

 

 

Para Santos, “este es el momento de la paz, el momento de terminar este largo y cruento conflicto… Este es el momento de reconstruir las regiones azotadas por la violencia… es el momento de unirnos todos (en torno a) la búsqueda de la paz”.

 

 

En un discurso de 32 minutos les envió también un mensaje a los grupos guerrilleros con los que adelanta conversaciones de paz: “El mensaje de hoy es también para las FARC y el ELN y es un mensaje claro: este es el fin y hay que llegar a él con seriedad y decisión… Sin el peso del conflicto sobre nuestras cabezas Colombia será más grande”.

 

En una breve intervención, el opositor Zuluaga felicitó a Santos por su triunfo.

 

 

“Debo hacerlo por convicción democrática: en primer lugar felicitar al presidente Santos por su triunfo”, dijo en compañía de su familia. “Hemos dado una batalla llena de ideas y de propuestas y de ilusión por Colombia, una batalla enfrentando todo tipo de obstáculos, enfrentando una maquinaria estatal que tiene todo a su favor”.

 

 

“En mi corazón no quedan odios ni rencores”, afirmó el candidato, quien aseguró que después de esta aventura electoral, en la que quedó a unos 900.000 votos de Santos, seguirá “siendo el hijo de la provincia que los quiere mucho”.

 

 

EFE