Internacional
Corea del Sur confirma 9 muertes por coronavirus
Internacional

El Ministerio de Sanidad de Seúl confirmó hoy la muerte de otra persona que era tratada por el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) o nuevo coronavirus, lo que eleva a cuatro el número de víctimas causadas por esta enfermedad.

La nueva víctima mortal del MERS es un hombre de 76 años, que falleció el jueves en uno de los hospitales designados para tratar a los pacientes del virus, indicó Sanidad en un comunicado.

El fallecido, al que le fue diagnosticado el virus a finales de mayo, había tenido previamente contacto en el hospital con la primera persona que presuntamente trajo el coronavirus a Corea del Sur desde Oriente Medio, donde viajó a mediados de abril.

El Ministerio también informó de que se han detectado seis nuevos casos de contagio, con lo que el total asciende a 42, incluidos los cuatro fallecidos.

De los cinco nuevos portadores uno es un sargento de las Fuerzas Aéreas, lo que ha elevado los temores de que la enfermedad se pueda propagar en el Ejército.

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, canceló una reunión del comité preparatorio para la unificación con Corea del Norte para realizar una visita a un hospital donde se trata a pacientes de MERS, lo que pone de manifiesto la gravedad de la situación para el Gobierno.

El Ejecutivo calificó hoy la contención del coronavirus como la “principal prioridad” del Estado y anunció un endurecimiento de las medidas de cuarentena para contener el brote, según un portavoz de la Casa Azul de presidencia.

Entre otras medidas, la policía recluirá en centros médicos a quienes desobedezcan las órdenes de permanecer aislados en su domicilio.

El Gobierno de Corea del Sur ha puesto hasta ahora en cuarentena a 1.600 personas en instituciones médicas o en sus casas para tratar de contener la propagación de la enfermedad.

Además 1.160 guarderías, colegios e institutos han cancelado las clases para prevenir posibles contagios, mientras cada vez son más los surcoreanos que caminan por la calle o el metro con mascarilla y toman medidas de prevención como extremar la higiene o evitar las visitas a hospitales y lugares concurridos.

El MERS, que alcanzó su punto álgido hace aproximadamente un año en varios países de Oriente Medio, tiene una mortalidad del 40 por ciento aproximadamente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y no puede ser combatido con vacunas o tratamientos, aunque su contagio tampoco es fácil y requiere un contacto muy directo.

Expertos surcoreanos han afirmado que en este nuevo brote la mortalidad podría ser menor, ya que ahora se conocen las causas del virus.

De momento, con el aumento a cuatro del número de fallecidos la tasa de mortalidad se sitúa en el 9,8 por ciento en este caso.

Desde que fuera detectado el primer caso en Arabia Saudí en 2012, unas 1.160 personas en 24 países han sido confirmadas como portadoras del MERS-CoV.

Fuente: EFE