Internacional
Detenidos 3 hombres por su conexión con la última tragedia en el Mediterráneo
Internacional

La policía de la localidad costera libia de Zauara detuvo anoche a tres jóvenes por su presunta responsabilidad en la muerte de más de un centenar de personas que viajaban rumbo a Europa en dos embarcaciones que naufragaron en el Mediterráneo.

En un comunicado, responsables de Seguridad en la citada ciudad, bastión de las mafias que trafican con inmigrantes, explicaron que los detenidos son tres hombres de edades comprendidas entre los 21 y 29 años que residían en la zona.

“Tras conocerse la tragedia, detectives de la ciudad localizaron la guarida de estos tres hombres, de nacionalidad libia, y lograron arrestarlos. Se encuentran en custodia bajo interrogatorio de fuerzas especiales”, detalló.

Según las autoridades libias, servicios de guardacostas han logrado sacar ya del mar 117 cadáveres y salvar la vida de 198 de las cerca de 450 personas que se cree que viajaban hacinadas en las dos embarcaciones siniestradas.

Tras conocerse la tragedia, decenas de ciudadanos de Zauara salieron a las calles para manifestarse en contra de las mafias de tráfico de inmigrantes con lemas como “Zauara nos será pasto de los vampiros” y mensajes como “alquilar casas para inmigrantes ilegales contribuye a matar personas”.

Los congregados portaban, asimismo, las fotografías de algunos de los inmigrantes que han partido de forma irregular desde el puerto de la ciudad, en su mayoría procedentes de países del África Subsahariana.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 fuerzas rebeldes apoyadas militarmente por la comunidad internacional lograron derrocar el régimen tiránico de Gadafi.

Desde entonces, el país está dividido, con un gobierno rebelde en Trípoli y otro internacionalmente reconocido en Tobruk, que luchan por el control de los recursos naturales apoyados por miembros del antiguo régimen gadafista, islamistas, líderes tribales y señores de la guerra.

El enfrentamiento es aprovechado por los grupos yihadistas para ganar influencia y territorio, pero también por las mafias dedicadas a la inmigración irregular a Europa, que este año han conducido a la muerte a más de 2.500 personas en el Mediterráneo, según datos de la ONU.

Naciones Unidas asegura, igualmente, que 310.000 personas más han logrado alcanzar islas griegas e italianas en 2015, cifra que supone un gran aumento si se compara con las 219.000 que arriesgaron su vida con éxito en 2014.

De ellas, unas 200.000 entraron por Grecia y alrededor de 110.000 por Italia, precisó la portavoz de ACNUR, Melissa Fleming.

La de este viernes es la segunda tragedia humana que padece el Mediterráneo en las últimas 48 horas, después de que el miércoles un barco sueco se topara con otra embarcación que había salido de Libia y navegaba a la deriva con 51 personas muertas en su interior.

Según cifras de organismos internacionales, cerca de 5.000 personas han sido salvadas de las aguas mediterráneas en los últimos siete días. EFE