Internacional
EE.UU. anuncia nuevas sanciones contra el Gobierno de Uganda por ley antigay
Internacional

Estados Unidos anunció hoy nuevas sanciones contra el Gobierno de Uganda en respuesta a la promulgación de la ley aprobada en el país africano el pasado febrero que criminaliza a los homosexuales.

En un comunicado emitido por el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, su portavoz, Caitlin Hayden, explicó que el Departamento de Estado está tomando medidas para prohibir la entrada al país a “ciertos funcionarios ugandeses implicados en abusos graves contra los derechos humanos, incluido contra personas del colectivo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales)”.

“Además, Estados Unidos tomará las medidas necesarias, en consonancia con las actuales autoridades, para evitar la entrada en Estados Unidos a los ugandeses que resulten responsables de corrupción”, agregó la portavoz.

Asimismo, el Consejo de Seguridad Nacional está cortando o redirigiendo fondos que había destinado a programas en los que participan la Policía de Uganda, el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud Pública, al tiempo que ha cancelado la celebración de un ejercicio de aviación militar patrocinado por Estados Unidos en Uganda.

“Ninguno de estos pasos disminuye nuestro compromiso de proporcionar desarrollo y ayuda humanitaria para el pueblo de Uganda, ni con nuestra alianza con el Gobierno de Uganda para luchar contra el sanguinario Ejército de Resistencia del Señor y de mejorar la seguridad en África”, advirtió Hayden.

“Vamos a tratar de avanzar en estos intereses, aunque, tanto en Uganda como en el resto del mundo, nos oponemos a estas prácticas discriminatorias y defendemos los derechos humanos de manera igualitaria”, concluyó.

La Administración Obama ya tomó medidas al respecto el pasado mes de marzo, entre ellas, la retirada de seis millones de dólares en fondos para el Consejo Interreligioso de Uganda, una organización que ha apoyado públicamente la ley antigay en el país.

El presidente ugandés, Yoweri Museveni, promulgó la ley el pasado febrero, aunque había sido aprobada por el Parlamento en diciembre, tras esperar los resultados de un informe que encargó a un grupo de expertos para determinar si la homosexualidad era un enfermedad genética.

El grupo concluyó que la homosexualidad “no es genética”, sino una opción derivada de una conducta social “anormal”, por lo que es producto de la educación recibida y, a su juicio, es “corregible”. EFE