Internacional
EE. UU. endurece restricciones comerciales y de viaje a Cuba
Internacional

Se limitarán los traslados y se establecerán regulaciones estrictas para impedir pagos a las fuerzas militares. Habrá que justificar “contactos” con el pueblo cubano.

Lo anunció en junio y entran en vigor este jueves. Se trata de las nuevas restricciones de viajes a Cuba y las prohibiciones de hacer negocios con ciertas empresas de la isla anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Este miércoles (08.11.2017), el Gobierno estadounidense confirmó que las medidas y las nuevas regulaciones se implementarán de forma inmediata a partir de mañana.

“Hemos fortalecido nuestras políticas hacia Cuba para alejar la actividad económica de las fuerzas militares cubanas y alentar al gobierno (del presidente Raúl Castro) a avanzar hacia una mayor libertad política y económica para el pueblo cubano”, destacó en un comunicado el secretario del Tesoro de EE. UU., Steven Mnuchin. Esto va de la mano de la decisión anunciada por Trump de echar pie atrás en la apertura impulsada por el gobierno anterior.

Trump había adelantado que se impondrían limitaciones a los viajes por parte de individuos y se establecerían regulaciones para prohibir pagos directos a las fuerzas militares y servicios de inteligencia cubanos. El Departamento de Estado anunció que 180 entidades, incluyendo 83 hoteles, serán incluidas en su lista de restricciones, por lo que los estadounidenses tendrán prohibido negociar con ellas.

Más restricciones

El Departamento del Tesoro agregó que los viajes individuales de estadounidenses a la isla para abrir contactos con el pueblo cubano “que no tengan carácter académico ya no estarán autorizados”. No obstante, algunos de esos viajes, antes autorizados, se podrán llevar a cabo si el interesado compró el billete de avión o hizo su reserva de alojamiento antes del pasado 16 de junio, fecha en la que Trump anunció la nueva política hacia Cuba.

En cuanto a los llamados “viajes de apoyo al pueblo cubano”, el Gobierno de EE. UU. exigirá a partir de ahora que los interesados participen “en un programa de actividades de tiempo completo que impliquen una interacción genuina con individuos en Cuba”. Funcionarios estadounidenses señalaron que las medidas tienen como fin suspender la actividad económica con el Gobierno cubano y redirigirla al sector privado.

DZC (EFE, dpa)DW