Internacional
EE.UU, España, Alemania, Francia y R.Unido condenan violencia del EI en Libia
Internacional

Los gobiernos de EE.UU., España, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido condenaron hoy los “actos bárbaros” perpetrados por terroristas afiliados al Estado Islámico (EI) en la ciudad libia de Sirte.

En un comunicado conjunto emitido en Washington por el Departamento de Estado de EE.UU., los seis países se declaran “profundamente preocupados” por las informaciones sobre los ataques terroristas en “partes muy pobladas de la ciudad” y sus “actos indiscriminados de violencia para aterrorizar a la población”.

“Pedimos a todas las partes en Libia que aspiran a una nación pacífica y unificada que sumen esfuerzos para combatir a la amenaza de grupos terroristas trasnacionales que explotan Libia para su propia agenda”, señalan los firmantes.

Los seis gobiernos aplauden la reciente ronda de las negociaciones de paz de Libia en Ginebra (Suiza) auspiciadas por la ONU, y reiteran su respaldo al proceso que lidera el enviado especial de Naciones Unidas para ese país, el español Bernardino León.

“Los deplorables acontecimientos en Sirte -señala la nota- subrayan la urgente necesidad de que las partes en Libia alcancen un acuerdo para formar un Gobierno de Unidad Nacional que, en alianza con la comunidad internacional, ofrezca seguridad frente a los grupos violentos extremistas que buscan desestabilizar el país”.

Por último, los gobiernos insisten en que “no hay solución militar al conflicto político en Libia”, y manifiestan su inquietud porque “la situación económica y humanitaria empeora cada día”.

Libia es un Estado víctima del caos y la guerra civil desde que en octubre de 2011 la OTAN apoyó con bombardeos aéreos a los rebeldes y contribuyó a derrocar el régimen de Muamar al Gadafi.

Desde entonces, ese país mediterráneo está dividido, con un gobierno rebelde en Trípoli y otro internacionalmente reconocido en Tobruk, que luchan por el control político y de los recursos naturales, en especial el petróleo.

De esa división se benefician grupos yihadistas afines al EI y a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que en los últimos meses han ampliado su poder e influencia en el país, donde no cesan los combates.

 

Fuente: EFE