Internacional
EE.UU. pide a Irak una respuesta “fuerte” a la toma de Mosul por yihadistas
Internacional

El Gobierno de EE.UU. condenó hoy la toma de control de la ciudad iraquí de Mosul por parte de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y pidió al Ejecutivo iraquí una respuesta “fuerte y coordinada” ante una situación de seguridad “extremadamente grave”.

“Estados Unidos condena en los términos más rotundos posibles la agresión en Mosul del Estado Islámico de Irak y el Levante, que ha llevado a un grave deterioro de la situación de seguridad en esa ciudad y en la provincia de Nínive”, dijo el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, mostró su “profunda preocupación” por la toma de Mosul, la segunda ciudad de Irak.

“La situación es extremadamente grave”, indicó Psaki en un comunicado, y aseguró que altos funcionarios estadounidenses tanto en Washington como en Bagdad están “siguiendo de cerca los acontecimientos en coordinación con el Gobierno de Irak” y otras partes.

“Apoyamos una respuesta fuerte y coordinada para combatir esta agresión”, agregó Psaki, que definió a EIIL como “una amenaza no sólo para Irak, sino también para toda la región”.

Para “asegurar el éxito de esos esfuerzos, Estados Unidos proporcionará toda la asistencia al Gobierno de Irak bajo el acuerdo marco estratégico” firmado por ambos países al poner fin a la guerra estadounidense en Irak, iniciada en 2003, indicó la portavoz.

Esa asistencia estadounidense para combatir a EIIL ha incluido hasta ahora la entrega a las fuerzas de seguridad iraquíes de 300 misiles Hellfire, munición para tanques y pequeñas armas, ametralladoras, granadas, rifles M16 y M4, entre otros, según precisó Earnest.

EFE