Internacional
EE.UU. y OEA reaccionan a la crisis política de Venezuela
Internacional

El Departamento de Estado de EE.UU., y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reaccionaron a la crisis política que vive hoy Venezuela.

Estados Unidos

La decisión de la Corte Suprema venezolana socava enormemente las instituciones democráticas

Estados Unidos condena la decisión del 29 de marzo de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela de usurpar los poderes de la Asamblea Nacional elegida democráticamente.

Esta ruptura de las normas democráticas y constitucionales daña en gran medida las instituciones democráticas de Venezuela y niega al pueblo venezolano el derecho de moldear el futuro de su país a través de sus representantes electos. Lo consideramos un grave revés para la democracia en Venezuela.

Las democracias del Hemisferio Occidental, reunidas esta semana en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, pidieron a Venezuela que respete sus instituciones democráticas mientras busca una solución negociada a sus crisis políticas, económicas y humanitarias.

Pedimos al gobierno de Venezuela que permita a la Asamblea Nacional democráticamente elegida desempeñar sus funciones constitucionales, celebrar elecciones lo antes posible e inmediatamente liberar a todos los presos políticos.

En lugar de descartar las instituciones democráticas de Venezuela, el gobierno venezolano debe cumplir con los compromisos que asumió durante el diálogo de 2016, sus obligaciones con su propio pueblo y sus compromisos bajo la Carta Democrática Interamericana.

OEA

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, no solo rechazó la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia sino denunció de “autogolpe” lo sucedido en Venezuela y emitió una convocatoria urgente a un Consejo Permanente para tratar la crisis que vive el país sudamericano.

Almagro indicó que se llegó a este punto a pesar de las advertencias formuladas en los informes del 30 de mayo de 2016 y 14 de marzo de 2017.

El líder de la OEA recordó el carácter preventivo que tiene la Carta Democrática Interamericana, que debió haber sido accionada con rigurosidad para no lamentar otro golpe de Estado en el hemisferio.

 

Washington

En Washington, el senador republicano por Florida Marco Rubio en declaraciones a la Voz de América dijo que en Venezuela no hay democracia.

“Lo que existe en Venezuela hoy en día no es democracia y le agradezco a los países como México, Perú, Brasil, Colombia, Argentina, Honduras y otros que han sido claros en su postura y creo que es lamentable que países como República Dominicana, Haití y El Salvador hayan utilizado eso (la sesión de la OEA) como una oportunidad para defender a la tiranía de Maduro”, indicó Rubio.

“La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre”, aseguran los opositores al gobernó Maduro.

Senadores de EE.UU.

El senador estadounidense Ben Cardin, Miembro de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, emitió la siguiente declaración el jueves después de que la Corte Suprema de Justicia de Venezuela dictaminó que la Asamblea Nacional operaba “fuera del estado de derecho” Asumiría las responsabilidades legales:

“Este desarrollo es un intento escandaloso y descarado del presidente Maduro de convertir efectivamente a Venezuela en una dictadura. Yo apoyo a los legisladores de la oposición en la Asamblea Nacional y los aliento a seguir haciendo su trabajo en nombre de sus electores, el pueblo venezolano”.

“La crisis que ha sucedido al pueblo venezolano ha durado demasiado tiempo y a gran costo para sus medios de subsistencia y su futuro. Continuaré trabajando con mis colegas bipartidistas en el Senado, los socios estadounidenses en el Hemisferio y la Organización de Estados Americanos para presionar al régimen de Maduro para que devuelva el estado de derecho a ese país y apoyar los derechos humanos sin trabas del pueblo venezolano. ”

VOA