Internacional
Egipto pide no anticipar conclusiones sobre la catástrofe aérea
Internacional

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, ha pedido “no sacar conclusiones” antes del fin de las investigaciones sobre el siniestro del avión ruso en el Sinaí, al expresar su “sorpresa” por las medidas adoptadas por Reino Unido en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij.

“Egipto entiende la preocupación de Reino Unido, pero el Gobierno egipcio no ha escatimado ningún esfuerzo para proteger a los turistas que se encuentran en su territorio”, dijo Shukri, según un comunicado del Ministerio de Exteriores difundido hoy.

El Gobierno británico decidió ayer suspender los vuelos desde y hacia Sharm el Sheij tras recibir información de inteligencia que apunta a que elavión ruso que se estrelló el 31 de octubre en el Sinaí -que cubría el trayecto entre esa ciudad egipcia y San Petersburgo- pudo ser derribado por un artefacto explosivo.

La medida de Londres, que envió anoche a Sharm el Sheij a un equipo de expertos para evaluar la seguridad en el aeropuerto, ha afectado a unos 20.000 nacionales británicos, que esperan a poder regresar al Reino Unido.

Shukri consideró que la decisión de Reino Unido es “precipitada”, ya que se anticipa al anuncio de los resultados de las investigaciones sobre la catástrofe aérea.

“No se deben sacar conclusiones antes de que finalice la investigación”, subrayó el jefe de la diplomacia egipcia, que insistió en que las pesquisas se llevan a cabo “con toda transparencia y con la participación de expertos internacionales”.

El Gobierno egipcio, según Shukri, anunciará los resultados de las investigaciones y el contenido de las dos cajas negras inmediatamente después de que concluya la investigación.

El ministro hizo hincapié en que su país ha adoptado “las medidas de seguridad necesarias para garantizar la integridad de los turistas”.

El Airbus A-321 de la compañía rusa MetroJet (Kogalymavia) se destruyó en el aire a los 23 minutos de despegar, según las informaciones filtradas, lo que causó la muerte a las 224 personas que viajaban a bordo.

Egipto descarta la hipótesis de un ataque terrorista, pero la rama egipcia del grupo terrorista Estado Islámico (EI), Wilayat Sina, insistió ayer en su reivindicación del derribo del avión ruso, sin ofrecer detalles sobre cómo efectuó esa supuesta operación.

Las investigaciones -a cargo de expertos egipcios, rusos, franceses, alemanes e irlandeses- para determinar las causas del siniestro continúan en marcha, en paralelo a los trabajos de identificación de las víctimas. EFE