Internacional
Ejército de Irak y kurdos recuperan aldeas camino a Mosul
Internacional

Estados Unidos, que colabora con la ofensiva, bombardeó con su aviación posiciones de Estado Islámico. Se estima que la operación podría durar varias semanas.

Un total de nueve aldeas han sido recuperadas hasta la tarde de este lunes (17.10.2016) en el marco de la ofensiva militar lanzada por el Ejército de Irak y las tropas kurdas que buscan liberar la ciudad septentrional de Mosul, que se encuentra bajo control de Estado Islámico desde 2014. Las últimas cinco en ser liberadas fueron las aldeas de Basejra, Sheij Amir, Beda al Kjubra, Bedna al Sugra y Keberli, que fueron cercadas inicialmente por las tropas iraquíes, informó un reporte de la comandancia.

La ofensiva cuenta con el respaldo aéreo de Estados Unidos, que inició una serie de ataques contra posiciones de los yihadistas en torno a Mosul y también dentro de la ciudad. Estos ataques se sumaron a los lanzados por la aviación iraquí y por el bombardeo de artillería con que las fuerzas terrestres de Irak, conformadas por el Ejército y milicias locales, esperan eliminar eventuales obstáculos camino a la principal ciudad iraquí en manos del EI.

irak1

Las tropas kurdas, conocidas como “peshmergas”, se alistan para la ofensiva sobre Mosul.

En un comunicado de la Jefatura de las Operaciones para la Liberación de la Provincia de Nínive se indica que los ataques aéreos tuvieron como blanco la zona de Sahel Nínive, especialmente el área de Bashiqa, unos 14 kilómetros al norte de la ciudad. En esa misma zona y con el objetivo de irrumpir en ella, las artillerías pesadas del Ejército iraquí y de los “peshmergas” kurdos comenzaron también a lanzar sus bombardeos, incluso con cohetes.

Ofensiva duraría “semanas”

Los avances hacia Mosul también incluyeron la retirada de sacos de arena instalados por los yihadistas en sus primeras líneas. El gobernador de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, Nofel Hamadi al Sultan, aseguró que esta ofensiva supondrá “el golpe mortal al terrorismo” y pidió a los aliados internacionales que bombardean las posiciones de EI que lo hagan “con precisión, evitando matar a inocentes”.

Por su parte, el teniente general estadounidense Stephen J. Townsend, que dirige la alianza internacional que apoya al Gobierno iraquí, afirmó que la ofensiva “probablemente durará semanas, posiblemente más”. Las fuerzas iraquíes estiman que entre 6.00 y 8.000 yihadistas permanecen en la ciudad, y residentes de Mosul desmintieron reportes de algunas cadenas árabes que aseguraban que los combatientes de Estado Islámico habían abandonado sus posiciones.

“Daesh está usando motocicletas para que sus patrullas evadan la detección aérea, con pasajeros en el asiento trasero que emplean binoculares para vigilar edificios y calles a distancia”, dijo un residente de Mosul a la agencia Reuters. Él y otros vecinos contactados estaban preparando defensas improvisadas y habían estado haciendo acopio de alimentos en anticipación al asalto.

DZC (EFE, Reuters)/DW