Internacional
Ejército refuerza seguridad en los Juegos Olímpicos
Internacional

El ataque a un bus que trasladaba periodistas y voluntarios, obligó a sumar a los militares al enorme operativo de seguridad desplegado en Río de Janeiro por el evento deportivo.
La noche del 9 de agosto un autobús que trasladaba a periodistas y voluntarios entre las diferentes instalaciones de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, fue atacado. Provocando la ruptura de dos cristales y lastimando con heridas leves a dos personas.

Aún no está claro si el ataque se realizó con piedras o con balas de bajo calibre, lo que forma parte de una investigación abierta inmediatamente después del incidente, según informó el Comité Organizador.

El bus se trasladaba entre el Complejo Olímpico de Deodoro, una de las zonas más pobres de Río, y el Parque Olímpico de Barra, que concentra la mayoría de las instalaciones.

La vía utilizada por el bus atacado era la llamada Transolímpica, una nueva autopista rápida que fue inaugurada el mes pasado, pero que por el momento sólo es utilizada sólo por transporte relacionado con las Olimpiadas. La carretera atraviesa barrios muy pobres de la zona oeste de Río y donde actúan abiertamente bandas de narcotraficantes.

Como medida inmediata a lo ocurrido la noche del martes 9 de agosto, se instruyó por decreto que Ejército refuerce la seguridad del evento deportivo, especialmente en el área donde ocurrió el ataque al bus, ya sea resguardando las rutas de traslado, como escoltando los vehículos de delegaciones olímpicas, o vigilando las atracciones turísticas de mayor concentración como el Cristo del Corcovado o la playa de Copacabana.

MN (efe, afp)/DW