Internacional
El Estado Islámico identifica a los dos terroristas desconocidos de París
Internacional

La organización terrorista del Estado Islámico (EI) ha identificado a nueve terroristas que el pasado 13 de noviembre causaron 133 muertos y más de 350 heridos en París, entre los que figuran dos yihadistas sobre los que Francia aún no ha establecido su identidad.

Según una imagen publicada en la revista propagandística del EI, “Dabiq”, esos dos individuos responden a los alias “Ukashah al Iraqi” y “Ali al Iraqi”.

De sus nombres de combate se puede deducir que serían -aunque no necesariamente- de nacionalidad iraquí, pero el EI no precisa esa información.

Serían, en cualquier caso, dos terroristas que habrían entrado en Francia con pasaportes sirios falsos y sobre los que las autoridades galas pidieron colaboración ciudadana para su identificación.

Se les ubica en el comando de kamikazes que atacó el Estadio de Fracia, al norte de París, provocando una víctima mortal.

El tercer componente de ese comando es el belga Bilal Hadfi (Abul Qa’qa’ al Beljiki, según el alias que les otorga el EI), de 20 años.

Ese fue el primero de los tres comandos con nueve personas en total que atacaron la capital francesa, de manera casi simultánea, y de los que ya se había identificado a siete integrantes.

Otro de los comandos fue el que atacó la sala de conciertos Bataclán, en el centro de París, y en el que participaron tres franceses: Samy Amimour (Abu Quital al Faransi), de 28 años; Omar Ismail Mostefai (Abu Rayyan al Faransi), de 29 años; y Foued Mohamed-Aggad (Abu Fu’ad al Faransi), de 23 años.

El tercero de los comandos atacó con ametralladoras y cinturones explosivos varios bares y restaurantes del centro de París.

Ese tercer comando contaba con los belgas Chakib Akrouh (Abu Mujahid al Beljiki), de 25 años, y Abdelhamid Abaaoud (Abu Umar al Baljiki), de 31 años. Ambos murieron días más tarde en el asalto policial a su escondite en Saint Denis.

Junto a ellos participó en el comando Brahim Abdeslam (Abul Qa’qa al Beljiki), que detonó su chaleco explosivo tras disparar contra civiles en bares y terrazas.

Es el hermano de Salah Abdeslam, implicado en la organización de los ataques, posible conductor del comando de Bataclan y en fuga desde los atentados, que no aparece en el montaje fotográfico de “Dabiq”. EFE