Internacional
El Estado Islámico ordenó el atentado en que murieron 102 personas en Ankara
Internacional

La organización yihadista Estado Islámico (EI) fue la responsable del doble atentado suicida que el pasado 10 de octubre dejó 102 muertos en Ankara y que tuvo la intención de imposibilitar las elecciones del próximo 1 de noviembre, afirmó hoy la Fiscalía turca.

La intención de este atentado, y de otros que se planificaron, era forzar que se suspendieran las elecciones generales y crear una situación de caos e inestabilidad general en Turquía, informó la Fiscalía en un comunicado.

La Fiscalía ha podido establecer este dato después de investigar el abundante material digital del que se incautó la Policía en sus redadas, si bien hasta ahora sólo ha podido descifrar el 5 %.

“Dicha organización (EI) había desarrollado una estructura de modelo de células con centro en Gaziantep”, la mayor ciudad del sureste de Turquía, no lejos de la frontera siria, señala el comunicado.

“Se ha evidenciado que este grupo de Gaziantep planificaba acciones en todo Turquía, recibiendo instrucciones directamente del Estado Islámico en Siria”, agrega la nota.

También hay “fuertes indicios” de que es el responsable de los ataques contra oficinas del partido prokurdo HDP antes de las elecciones del 7 de junio, de colocar una bomba que dejó 4 muertos en un mitin de esa formación y perpetrar la masacre de Suruç, que causó en junio 34 muertos entre activistas de la izquierda prokurda.

El dinero para estas acciones llegaba directamente desde la dirección del EI en Siria.

Las células en Turquía “habían recibido permiso para efectuar acciones contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y todo grupo contrario al EI”, e intentaban obtenerlo también para atentar contra los cristianos y judíos en Turquía, agrega la Fiscalía.

La finalidad de las acciones era crear una situación de caos y destruir la estabilidad política, saboteando así las elecciones del próximo domingo.

Según este plan, los yihadistas pretendían que los grupos víctimas de los atentados con bomba se lanzasen a la calle y creasen disturbios y, al atribuir la responsabilidad de las masacres al Gobierno, legitimarían también los ataques de la guerrilla kurda.

Además, el EI también planeaba un ataque suicida contra una base militar turca.

La finalidad de los yihadistas era forzar que se suspendiesen las elecciones e imposibilitar que se formase un Gobierno, concluye la Fiscalía.

Ya la semana pasada, la institución judicial había confirmado que uno de los dos autores materiales del atentado era Yunus Emre Alagöz, cabecilla de una red yihadista en el sureste de Turquía responsable de la masacre de Suruç, pero ahora corrobora por primera vez que recibía directamente órdenes del Estado Islámico. EFE