Internacional
El Gobierno brasileño convoca a la sociedad a una gran jornada contra el Zika
Internacional

El Gobierno brasileño anunció hoy que promoverá el próximo sábado una jornada de “movilización nacional” contra el mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus Zika, que ha llevado a declarar una situación de emergencia sanitaria en el país.

“Será una gran jornada de concienciación y combate”, declaró el ministro de Defensa, Aldo Rebelo, en una rueda de prensa en la que explicó que las acciones de promoción sobre el peligro que supone este virus serán encabezadas por la presidenta Dilma Rousseff.

El ministro dijo que Rousseff participará en actos que serán realizados en Río de Janeiro, una ciudad en la que las autoridades pondrán una atención especial, pues en agosto próximo será la sede de los Juegos Olímpicos.

Sobre los temores expresados por diversos sectores del deporte en relación al virus Zika y la cita olímpica de Río de Janeiro, Rebelo garantizó que los Juegos serán realizados con la “mayor seguridad” y que “los riesgos y amenazas” que puedan existir “serán combatidos”.

Así como la mandataria, los 28 ministros que integran su gabinete también se desplegarán por igual número de ciudades del país, en las que encabezarán actos de concienciación de la sociedad y acciones de limpieza en sitios que pudieran servir como criaderos del mosquito.

A esas tareas también se sumarán unos 220.000 soldados de las Fuerzas Armadas, así como agentes de salud, bomberos y efectivos de los cuerpos policiales locales y nacionales.

La labor de los soldados el sábado será sobre todo de prevención y difusión de las medidas necesarias para combatir al mosquito, ya que hasta ahora solamente 3.300 efectivos de las Fuerzas Armadas han sido “entrenados” para participar en “acciones directas”, explicó el ministro.

Según Rebelo, “es preciso entrenar a esos soldados”, pues deberán lidiar con “insecticidas y “agentes tóxicos”, y tendrán que aplicar “las dosis necesarias” en aguas estancadas y posibles criaderos, a fin de evitar que el mosquito “desarrolle alguna inmunidad” a esos productos.

El ministro aclaró que, actualmente, las Fuerzas Armadas entrenan a otros 50.000 soldados, que se sumarán a ese “combate directo” una vez que estén debidamente preparados.

Pese a la magnitud nacional de la movilización, Rebelo alertó de que “no servirá de mucho” esa actitud del Gobierno si no cuenta con el “firme respaldo” de toda la sociedad.

“Se debe movilizar a toda la población, incluso porque muchos de los casos se originan en las propias casas de las personas”, indicó Rebelo, quien subrayó que, por ese motivo, “no basta con cuidar sólo las áreas públicas”.

Las autoridades sanitarias brasileñas confirmaron hoy la que ha sido la tercer muerte por causa del virus Zika registrada en el país en los últimos diez meses.

No obstante, las mayores preocupaciones del Gobierno radican en la posible asociación entre el virus Zika y el fuerte aumento de los casos de bebés nacidos con microcefalia, registrado también en los últimos meses en el país.

Pese a las fuertes sospechas que Brasil tiene en ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aclaró que ese vínculo aún no ha sido comprobado científicamente.

Aún así, el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Castro, insistió hoy en que los indicios recabados en el país dejan poco margen para las dudas.

“En Brasil, los estados con más casos de zika tienen más casos de microcefalia. Los estados con menos casos de zika tienen menos casos de microcefalia y en los estados en que no hay casos de zika no hay casos de microcefalia”, declaró.

En el marco de las diversas acciones emprendidas contra el Zika, Castro anunció hoy que un instituto científico brasileño ha firmado un convenio con la Universidad de Texas (Estados Unidos) dirigido al desarrollo de una vacuna contra el virus. EFE