Internacional
El Gobierno pide al Constitucional que actúe contra Forcadell
Internacional

El Ejecutivo plantea un incidente de ejecución para impedir la votación de la Ley del referéndum

Soraya Sáenz de Santamaría durante su comparecencia en Moncloa. JULIÁN ROJAS / VÍDEO: QUALITY
Mariano Rajoy ha firmado este miércoles un escrito ordenando a la Abogacía del Estado que interponga un incidente de ejecución de sentencia ante el Tribunal Constitucional para responder a la admisión a trámite de la Ley del referéndum en el Parlament catalán. El objetivo, según ha explicado Soraya Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta del Gobierno, es declarar “nulos y sin efecto los acuerdos adoptados”, evitar que se vote la propuesta, y que se estudie la responsabilidad penal de Carme Forcadell, presidenta de la Cámara, de los miembros de la Mesa que han votado a favor, y de “cualesquiera otras personas” que hayan participado activamente en la decisión. “Vamos a defender la Constitución, la democracia y las libertades”, ha dicho Sáenz de Santamaría, que ha pedido “tranquilidad a los ciudadanos de Cataluña” durante una intervención en el palacio de La Moncloa.

El Ejecutivo también recurrirá la Ley del referéndum ante el Alto Tribunal en cuanto sea aprobada por la mayoría independentista que forman los votos de Junts pel Sí y la Cup, según ha anunciado la vicepresidenta, que ha presidido a primera hora de la mañana la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios “para deliberar y aprobar cuantas medidas haya que adoptar ante las decisiones que tome el Govern”. Para plantear ese recurso es preceptivo un informe favorable del Consejo de Estado y también que se reúna el Consejo de Ministros.

“El Gobierno no va a permitir que se incumpla la Ley en España”, ha dicho Sáenz de Santamaría, que ha definido con dureza la labor de Forcadell al frente del Parlament (“Durante su mandato ha muerto la democracia”) y ha recordado que está imputada por favorecer la causa independentista en la Cámara. “Lo que hemos presenciado es un acto de fuerza contrario a la democracia, a los derechos de los parlamentarios, de los catalanes y de las competencias de los funcionarios. Imágenes como esas son propias de otras latitudes”, ha continuado la vicepresidenta. “Querer imponer a toda costa una decisión contraria a la Constitución y la democracia demuestra que quienes están al frente del Parlament y de la Generalitat se acercan más a los regímenes dictatoriales que a una democracia”, ha subrayado. Y ha añadido: “Están dispuestos a atropellar a todos los catalanes con tal de imponer sus ideas. Lo que hemos vivido hoy es una patada a la democracia, a la decencia política. Han demostrado que no tienen respeto ni a Cataluña ni a los catalanes”.

El Ejecutivo entiende que los pasos dados este miércoles en el Parlament vulneran sendas sentencias emitidas por el Constitucional en diciembre de 2015 y julio de 2017, así como sus autos de julio y de octubre de 2016 y de febrero de 2017, todos ellos contrarios a la organización del referéndum del 1 de octubre.

Forcadell es la señalada por el Gobierno como principal responsable de la admisión a trámite de la Ley del referéndum. La política independentista ya está siendo investigada por desobediencia y prevaricación al permitir que se votaran en la Cámara dos resoluciones favorables al proceso independentista. Precisamente, la presidenta del Parlament ha recusado hoy a los 12 integrantes del Tribunal Constitucional con el objetivo de frenar su respuesta frente al reto independentista.

El País