Internacional
El PSOE no apoyará ni se abstendrá ante la investidura de Mariano Rajoy
Internacional

Los socialistas celebrarán un comité federal el próximo 9 de julio. “Es el tiempo de Rajoy”, dicen

“No vamos a apoyar la investidura de [Mariano] Rajoy ni nos vamos a abstener”.Antonio Hernando, portavoz socialista, ha dejado clara la postura del PSOE en el caso de que el líder del PP se someta a una votación de investidura. “Le toca a Mariano Rajoy dar el primer paso y no estamos dispuestos a que sea el PSOE el que tenga la presión”, ha dicho Hernando este lunes. “Si Rajoy quiere hablar, que lo haga con sus afines ideológicos”, ha mantenido, poniendo de ejemplo incluso a la “derecha nacionalista”.

La clave para que salga adelante el Gobierno de Mariano Rajoy puede estar en la abstención de Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canaria, que ha ido en coalición con elPSOE pero manteniendo su autonomía. Este diputado ya ha adelantado que se abstendría si cuenta con el beneplácito del PSOE. Esta podría ser la solución. Mientras tanto, y hasta el comité federal del 9 de julio, el PSOE mantendrá que no apoyará un gobierno de Mariano Rajoy ni con el voto a favor ni con la abstención.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha transmitido a su Ejecutiva su intención de no apoyar a Rajoy para que este siga en La Moncloa. Al igual que ocurrió tras el 20-D, los socialistas consideran que ahora es al PP a quien le toca intentar la formación de Gobierno. así lo ha recalcado Hernando: “A partir de este momento, es a Rajoy a quien corresponde la iniciativa. Tiene que despejar hipótesis, como si se va a presentar a la investidura. Tiene que decir con quien va a hablar y de qué va a hacerlo. Y entre sus afines ideológicos no está el PSOE”.

La dirección del PSOE ha decidido este lunes convocar un comité federal para el próximo 9 de julio en el que se determinará la posición del partido. Las primeras declaraciones de dirigentes socialistas pocas horas después de conocerse el resultado electoral han marcado por dónde discurrirá el debate del PSOE. Si el domingo había alivio al no haber sido superados por Unidos Podemos, a partir de este lunes se enfrentan con la realidad de haber perdido cinco escaños y que el PP les aventaja en 52. El debate se centrará en si el partido permitirá que gobierne Mariano Rajoy.

La posición de Sánchez difiere con la del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, que no alberga dudas de que tiene que gobernar la formación de Mariano Rajoy. “Nada me apetece menos que ayudar a quien tanto daño ha hecho a este país, pero creo que más daño haría no tener Gobierno”.

En una entrevista a Más de Uno (Onda Cero), el dirigente extremeño ha considerado que su partido “no debe intentar formar Gobierno porque sería un error”. A su juicio, no queda otro camino que “no obstaculizar” que gobierne Rajoy. Otros dirigentes socialistas, todos del entorno más directo del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han evitado esa claridad. “No vamos a facilitar el Gobierno de Rajoy, ni por acción ni por omisión”, ha dicho César Luena en la Cadena SER, aunque después matizó que “la decisión la tomarán los órganos del partido”.

El número dos del PSOE ha caminado más pasos que otros compañeros de equipo respecto a la posición de los socialistas, aunque todos ellos llegaban al mismo punto. El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, ha querido, sobre todo, resaltar que le corresponde a Mariano Rajoy, ganador de las elecciones, tomar la iniciativa e intentar formar Gobierno, y, sobre lo demás, “nada ha cambiado porque siguen las mismas personas y las mismas políticas, pero serán los órganos del partido los que tomen las decisiones”, ha precisado en Tele 5. Hernando llevó tras las pasadas elecciones el peso de las negociaciones para formar un Gobierno alternativo al PP, que resultó fallido.

Aunque Luena, Hernández y Óscar López, vicecoordinador de la campaña, en RNE, han tenido discursos que alejan por completo la posibilidad de un pacto cerrado del PSOE con el PP, tampoco han invocado la posibilidad de buscar una alternativa que ellos encabecen como hicieron meses atrás. La discusión abierta se producirá en el próximo comité federal que, con seguridad, se celebrara en los próximos días y, mientras tanto, se verán los movimientos de Mariano Rajoy. La opinión de Guillermo Fernández-Vara, contraria a obstaculizar el Gobierno de Rajoy, ha abierto la senda de por dónde circulará el debate. Este dirigente ha recordado que el PSOE ha sacado “los peores resultados de su historia”, aunque esos hubieran podido quedar “maquillados” porque no se ha producido elsorpasso. Los resultados han sido “muy negativos”, lo que obliga a su partido “a revisar el proyecto”, ya que el problema no es de liderazgo y sería “injusto” culpar de lo ocurrido a Pedro Sánchez.

Con una diferencia entre el PP y el PSOE de 52 escaños a favor del primero, los intentos de formar Gobierno con los socialistas a la cabeza no son previsibles. El debate estará en torno a su voto cuando Mariano Rajoy se suba a la tribuna del Congreso para su investidura. “Ahora vamos a respetar el turno de Rajoy”, señaló Luena.

El Congreso, sin fecha
En esta Ejecutiva no se ha tratado sobre cuestiones internas como la celebración del Congreso para dirimir el liderazgo y el proyecto del PSOE. No obstante, Antonio Hernando ha reconocido que todo ello está pendiente. “Tenemos la necesidad de reflexionar sobre la modernización, el relanzamiento y la unidad del PSOE. Cuando el PSOE actúa conjuntamente y trabaja codo con codo los resultados son mejores. En estas tres semanas de campaña se ha visto con mucha claridad”. “Lo razonable es que primero atendamos a lo urgente: que haya un gobierno de España, que es lo que dice la resolución del comité federal”, ha recordado Hernando.

El próximo comité federal tendrá dos cometidos. La primera es fijar la posición del PSOE con respecto a la investidura del candidato del PP, “si es que se presenta”, como ha recalcado Hernando. También deberá abordar los procesos congrensuales del PSOE tras empeorar por tercera vez consecutiva sus resultados en unas generales.

El País