Internacional
El régimen sirio denuncia el secuestro de 300 empleados a manos del ISIS
Internacional

Milicianos afiliados al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) han secuestrado a más de 300 trabajadores de una empresa cementera en las inmediaciones de Damasco, según ha informado este jueves la agencia nacional de noticias siria Sana.

Este secuestro masivo tiene lugar después de que el ISIS lanzara el pasado martes una ofensiva contra las tropas regulares sirias en la localidad de Dumair, a 50 km al noreste de Damasco, y en cuyas inmediaciones se encuentra la cementera Al Badia. El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán, ha rebajado el número de desaparecidos a 170 y aseguró que otros 140 trabajadores lograron escapar.

Según SANA, testigos de la localidad de Jeiroud han manifestado que vieron a unos 125 de los secuestrados en vehículos del ISIS a las afueras de Guta, al noreste de la capital y una de las bases de los grupos rebeldes. El portavoz del comité de reconciliación local, Nadim Kreizan, aseguró a la televisión siria que otros 106 trabajadores de una fábrica china lograron escapar este miércoles ante el avance de ISIS.

El ataque por parte de los yihadistas llega en un momento en el que ISIS pierde terreno frente al Ejército sirio. Tras diez meses bajo control del autoproclamado Califato, el régimen de Damasco lograba arrebatarle la pasada semana las localidades de Palmira y Al Qariatein, y recuperar así el control del desierto sirio. La tregua parcial sellada en Ginebra entre facciones rebeldes y el régimen sirio ha permitido que las tropas de Bachar el Asad concentren la mayor parte de sus efectivos en los frentes contra los dos grupos terroristas excluidos del acuerdo: Al Nusra (rama local de Al Qaeda) y el ISIS. Tanto el apoyo de la aviación rusa como la congelación de los frentes rebeldes están siendo claves para el avance de las tropas leales contra los yihadistas.

En el mes y medio que dura el cese de hostilidades parciales, medios locales apuntan a una escalda de los choques entre diversos grupos rebeldes apostados en la periferia de Damasco. El diario Al Masdar News apunta incluso a la colaboración entre rebeldes de la facción islamista Ejército del Islam (grupo que ha ratificado la tregua en vigor) y oficiales sirios en el frente de Dumair contra ISIS. Según el diario, las tropas regulares habrían ofrecido un pasaje seguro a los insurrectos que acudan a reforzar sus posiciones en la zona también bajo el ataque de ISIS.

No es la primera ve que grupos yihadistas recurren a los secuestros masivos en una guerra que, entrando en su sexto año, se ha cobrado más de 270.000 vidas. Un año atrás, 300 funcionarios kurdos eran retenidos a 20 kilómetros de Alepo cuando se dirigían a cobrar sus salarios. Anteriormente, islamistas insurrectos secuestraron 200 asirios de la en la provincia de Hasake. En la actualidad, el comité de reconciliación nacional cifra en unas 50.000 las personas desaparecidas en toda Siria.