Internacional
El voto de la izquierda impulsa la reelección de Santos en Colombia
Internacional

Cuando faltan sólo 10 días para la segunda vuelta presidencial en Colombia, en la que Juan Manuel Santos disputa su reelección con el uribista Óscar Iván Zuluaga, el presidente y candidato intenta sumar apoyos, incluso de sus opositores, que aunque no dejan de lado sus diferencias, sí respaldan la continuidad del proceso de paz con la guerrilla de las FARC.

 

Santos ha puesto en el centro de la campaña la disyuntiva del “fin de la guerra o la guerra sin fin”, después de que en la primera vuelta perdiese por casi medio millón de votos ante Zuluaga, que ganó con un mensaje de rechazo al diálogo con la guerrilla. Primero dijo que lo suspendería y, ahora, que seguirá pero con otras condiciones, lo que para muchos analistas representa la ruptura. Santos ha apostado por la paz para atraer a la izquierda y a la Alianza Verde que en las primarias lograron tres millones de votos.

 

Si hay algo que une a Santos con estos sectores es su oposición a la posibilidad de que el uribismo regrese al poder. Sin embargo, esto no ha hecho fácil que los dos partidos se adhieran en bloque a la campaña por la reelección. Más cuando en el debate de la primera vuelta presidencial, los candidatos que los representan repartieron críticas por igual a Santos y Zuluaga. Muestra ello es que sus responsables han dado libertad de voto el 15 de junio, aunque respaldan el proceso de paz.

 

Sus apoyos al presidente han llegado con cuentagotas sin que esto signifique que dejen de hacerle oposición. Uno de los líderes más visibles del Polo Democrático, el senador electo Iván Cepeda, aclaró que su apoyo “no es al candidato-presidente ni a sus políticas en general; es al proceso de paz en La Habana y a un proceso de paz con el ELN [Ejército de Liberación Nacional]. Para mí es un elemento decisorio el hecho de que Santos haya comenzado el proceso de paz y llegado a tres acuerdos [desarrollo agrario, narcotráfico y participación política]”, explicó. Sin embargo, el también senador Jorge Robledo, que obtuvo la mayoría de votos de la izquierda en las legislativas, ha optado por llamar a sus seguidores a votar en blanco, algo que ha sido interpretado como una forma de allanar el camino al uribismo.

 

(Con información de ELIZABETH REYES L.  de El Pais )