Internacional
Elevadas multas por ofender a España o mostrar fotos de terroristas
Internacional

La exhibición de fotos de terroristas o actos de ofensa a España, sus instituciones y sus símbolos e himnos podrán ser multados con más de 40.000 dólares, según un anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana acordado hoy por el Gobierno español, del Partido Popular (centroderecha).

 

Con la mayoritaria oposición de los otros partidos, las asociaciones judiciales y las organizaciones que representan a los policías y guardias civiles, el Consejo de Ministros dio su visto bueno al borrador de una norma que sustituirá a la conocida como la “ley de la patada en la puerta”, de 1992.

 

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, defendió hoy este texto durante la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministro y aseguró que dotará de “más y mejores” garantías a las libertades de los ciudadanos y que protegerá a los agentes de las fuerzas de seguridad.

 

Tras una encendida polémica, en la que no se han ahorrado calificativos como ley “mordaza” o de “represión antidemocrática”, el departamento de Fernández Díaz ha suavizado su borrador inicial después de las aportaciones de varios ministerios, especialmente el de Justicia.

 

De este modo, de 21 infracciones muy graves, con entre 40.000 y más de 800.000 dólares, previstas en el primer borrador que salió a la luz pública, se ha pasado a siete, mientras que las graves serán 31 -sancionadas con 1.300 y 40.000 dólares-, y las leves, 20, que conllevarán multa de 135 a 1.300 dólares.

 

Fernández Díaz aclaró que el derecho de manifestación está garantizado “plenamente”, así como los de información y de libertad de expresión, ya que lo único que pretende la futura ley es erradicar los comportamientos incívicos y vandálicos.

 

No obstante, ha aclarado que las manifestaciones comunicadas y pacíficas cuyo fin sea reclamar la unidad de España o, por el contrario, la independencia de algún territorio, lógicamente no tendrá reproche administrativo alguno.

 

Y si algo no ha gustado de los retoques del borrador ha sido la decisión de considerar finalmente leve en lugar de grave los insultos, coacciones y vejaciones a los agentes de las fuerzas de seguridad en sus actuaciones, así como la difusión de sus imágenes cuando estas atenten contra el honor de los policías.

 

De “innecesario” ha calificado la asociación Jueces para de la Democracia (JpD) este anteproyecto de ley, que considera además que tiene un “enfoque autoritario”. Fuente: EFE