Internacional
Embajador Huntsman dice a la VOA que Rusia debe cambiar su comportamiento
Internacional

MOSCÚ — “Nunca se pueden organizar o hacer coincidir las cosas a la perfección”, se ríe Jon Huntsman, el embajador de Estados Unidos en Rusia.

Se refiere a la controvertida llamada telefónica que el presidente Donald Trump hizo la semana pasada a Vladimir Putin, en la que felicitó al líder ruso por su reelección.

La llamada sorprendió a los asesores de la Casa Blanca que habían instado a Trump a no congratular a Putin. También generó expectativas falsas en Moscú de que Estados Unidos no se uniría a una campaña coordinada de dos docenas de países occidentales para responder al envenenamiento de un exespía ruso en Gran Bretaña, por cuya muerte Londres ha culpado al Kremlin.

En una entrevista exclusiva con la Voz de América, en la que evalúa el estado de la relación entre Estados Unidos y Rusia, Huntsman dice que Trump ha seguido siendo consecuente en su estrategia hacia Rusia.

“Puedo decirles que, siempre que he discutido el tema de Rusia con el presidente, que se remonta a cuando él me hizo sentar y me pidió que aceptara este trabajo, ha sido muy consecuente con el deseo de comprometer —a pesar de nuestros desafíos— su deseo de involucrarse y dialogar”.

Pero enfatiza que Trump dejó en claro que “… espera que cualquier tipo de compromiso y reunión a nivel de jefe de estado se base en el progreso en los asuntos que más importan. Como vengo del sector privado, y he trabajado para muchos presidentes, republicanos y demócratas, sé que él es una persona orientada a los resultados. Quiere saber hacia dónde vamos, qué se ha hecho, qué tipo de progreso hay, por ejemplo, en Ucrania y cuestiones similares. Él está muy interesado en los resultados y hacia donde se dirige la relación”.

Para un embajador que está en el ojo de una tormenta estilo Guerra Fría, Huntsman sigue siendo decididamente optimista.

Está preparado para la respuesta del Kremlin a la decisión de Estados Unidos de expulsar a docenas de diplomáticos rusos. “Espero que respondan, ya sea una respuesta asimétrica o una respuesta simétrica, tendremos que esperar para ver”, dijo.

Horas más tarde, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, dijo que Rusia expulsará a un número igual de diplomáticos de Estados Unidos.

Continuar el compromiso

Huntsman dijo que sin importar cómo reaccione el Kremlin “es responsabilidad de ambos países mantenerse comprometidos, sin importar qué tan difíciles se vuelvan estos asuntos bilaterales o regionales”. Y continuar comprometido tras eventos como las elecciones presidenciales rusas, que según Huntsman no tienen nada que ver con una elección real.

“No estoy seguro de que pueda llamarlo una elección”, dice. “Me he postulado para un cargo varias veces, y reconozco una elección cuando la veo. Cuando tienes un debate sólido; cuando hay medios completamente comprometidos que hablan sobre los asuntos que más le importan al votante. [Pero en la elección rusa] no escuché mucho diálogo sobre los problemas que están en la palestra”, agrega.

Huntsman dice que la confrontación con Rusia no terminará, incluso si el Kremlin restringe su respuesta a las expulsiones de manera proporcional. Los problemas que dividen a Occidente y Rusia no son solo sobre el envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal y su hija de 33 años, Yulia.

“Depende de hacia dónde vamos”, dice. “Pero claramente un resultado exitoso sería que Rusia deje sus actividades malignas y se convierta en un socio responsable”. Cita a Siria como ejemplo, quejándose de que Rusia votó cinco veces en el Consejo de Seguridad de la ONU “contra la investigación de abusos de armas químicas por parte de Siria”. ”

Confianza en Gran Bretaña

En sus entrevistas con los medios rusos, a menudo se le pregunta por qué Estados Unidos le cree a Gran Bretaña cuando asegura que el estado ruso estuvo detrás del intento de asesinato de Skripal del 4 de marzo.

A la VOA le dice: “No es cuestión de solo decidir que crees. Somos democracias maduras y maduras. Tenemos una sociedad civil sólida, somos países abiertos y transparentes, tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido. Entonces no es como si pudieras llevar a cabo una investigación sin que haya muchos ojos muy interesados y penetrantes siguiendo el caso todo el camino. Así que ese es el entorno en el que estamos operando. El peso recae sobre el Reino Unido para que examine el caso, investigue y genere sus resultados. Y, por supuesto, ha habido un estrecho intercambio de información; así es como funcionan estas cosas con los servicios de seguridad”.

El diplomático dice que la gente “sabrá mucho más a medida que avanzamos, sospecho”.

Pero incluso en medio del enfrentamiento diplomático que la mayoría de los veteranos compara con algunos de los puntos más bajos de la Guerra Fría, Huntsman dice que Estados Unidos debe mantenerse comprometido lo mejor que pueda, impulsando el cambio y las mejoras. La relación está estresada, dice. “Para aquellos que dicen que no queda nada… tonterías”, agrega.

Dice que sería muy irresponsable no continuar el compromiso con Rusia en temas como la estabilidad estratégica y el control de armas, la paz y la estabilidad en Medio Oriente y Siria, que dice que … se debe poner fin, tanto desde un punto de vista del conflicto como de la creación de un gobierno a partir de entonces“.

Pero reconoce que un avance repentino no es realista. “Las esperanzas se desvanecen, las relaciones se desmoronan, lo hemos visto una y otra vez. El enfoque debe estar en donde se superponen nuestros intereses y pueden juntarse y comenzar a forjar un diálogo”.

VOA