Internacional
España planta cara a Francia e insta a al diálogo entre la UE y Mercosur
Internacional

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, se ha enfrentado hoy a Francia y ha defendido el inicio inmediato de las negociaciones para cerrar un acuerdo comercial entre la UE y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela). “Con toda claridad: la posición española no coincide con la francesa. Nosotros consideramos que abrir la negociación con Mercosur es extraordinariamente urgente y que, una vez iniciada la negociación, es posible resolver los problemas que Francia plantea”, ha dicho el jefe de la diplomacia española en Bakú (Azerbaiyán), donde asiste al 7º Foro de la Alianza de las Civilizaciones

Francia está presionando a la Comisión Europea para que suspenda el intercambio de ofertas con Mercosur, previsto para principios de mayo, que supone el arranque formal de las negociaciones, paralizadas desde 2012. París ha conseguido el respaldo de la mitad de los 28 socios para posponer este intercambio hasta que concluya un estudio que evalúe el impacto sobre el campo europeo de las concesiones al bloque sudamerciano, una potencia exportadora en productos ganaderos y agrícolas.

Margallo ha defendido que el estudio para determinar los perjuicios concretos que el acuerdo con Mercosur tendría en cada uno de los sectores de la agricultura europea se realice en paralelo a las negociaciones pero que en ningún caso se utilice como pretexto para condicionar su inicio. El ministro ha recordado que el presidente Obama se ha mostrado favorable a acelerar el acuerdo de comercio e inversión entre la UE y EE UU “y sería lamentable que la negociación con Mercosur quedara empantanada”.

España quiere que el arranque de las negociaciones se realice antes del 1 de julio, mientras Paraguay ocupa la presidencia rotatoria de Mercosur, ya a partir de esa fecha le sustituirá Venezuela, que se ha excluido del acuerdo comercial. “Para España, América Latina es capital y, dentro de ella, Mercosur”, ha subrayado el ministro, para quien países como Brasil o Argentina no pueden quedarse al margen del gran área de libre comercio que se está configurando a ambas orillas del Atlántico.

El País