Internacional
Exministro de Finanzas griego sacó dinero al extranjero por miedo de quiebra
Internacional

El exministro de Finanzas griego Gikas Jardúvelis admitió hoy haber sacado dinero del país en el intervalo entre las elecciones generales en mayo y junio de 2012 por “miedo” a que el país se fuera a la quiebra.

“En junio de 2012 tuve miedo a una quiebra, como todos los griegos, y saqué una parte de mis depósitos al extranjero, porque tenía que hacer unos pagos”, explicó Jardúvelis a la cadena de televisión privada Star.

“Es lo que enseño a mis estudiantes, que deben diversificar sus inversiones”, añadió el ahora catedrático de Economía.

A la pregunta de cómo los ciudadanos pueden confiar en los políticos si estos se comportan como los demás ciudadanos, Jardúvelis, quien justo antes había dejado de ser consejero del primer ministro Lukás Papadimos, respondió con evasivas.

“Los políticos a los que yo aconsejaba ya no estaban al mando”, se limitó a contestar.

Las declaraciones de Jardúvelis se producen después de que el responsable del Gobierno para la lucha contra la corrupción, Panayotis Nikoludis, pidiera la pasada semana al Parlamento que investigue las declaraciones de patrimonio del exministro de Finanzas.

Según la carta de Nikoludis al Parlamento, revelada por un periódico este fin de semana, en las cuentas bancarias de Jardúvelis hubo en 2011 ingresos superiores a los que había incluido en su declaración a Hacienda.

La misiva añade que entre las elecciones de mayo y de junio de 2012 el exministro de Finanzas hizo 56 transferencias de cantidades de dinero entre 7.700 euros y de 9.800 euros cada una, todas por debajo del límite de 10.000 euros a partir del cual hay un control automático del Banco de Grecia.

Jardúvelis, que insistió en que este dinero es fruto de su trabajo “durante 35 años en el sector privado” y que ha pagado los impuestos correspondientes, explicó que hacía estas transacciones desde su casa “para estar seguro de que lleguen a su destino”.

El exministro de Finanzas hizo asimismo una transferencia de 362.417 euros a un banco de la isla de Jersey, paraíso fiscal que pertenece al Reino Unido.

“En noviembre de 2012, el entonces ministro de Finanzas Yanis Sturnaras, en una carta a su homólogo británico le pidió la lista de 97 ciudadanos griegos con depósitos en la isla de Jersey. Estamos buscando a los restantes 96”, comentó el portavoz del Gobierno Gavriil Sakelaridis.

Sakelaridis se preguntó además “cómo es posible que el ministro de Finanzas de Samarás, que se supone que luchaba contra la evasión fiscal, esté implicado en tal asunto” y “cómo es posible que alguien implicado en tal asunto pueda negociar con los acreedores por el bien del pueblo”. EFE