Internacional
Expresidente brasileño Lula enfrentaría investigación en Panamá
Internacional

Luis Inácio Lula da Silva y el expresidente de la Constructora Odebrecht, S.A. Marcelo Odebrecht son indiciados en Panamá de presuntos sobornos vinculados a obras de ingeniería.

Así lo reconocieron fiscales brasileños este martes al diario local “La Prensa”. La tesis de los fiscales brasileños es que pudo haber sobrecostos en la construcción de la Línea 1 del Metro de Panamá y que se habrían pagado “coimas” a funcionarios del entonces gobierno del expresidente panameño Ricardo Martinelli.

Lula es investigado por los fiscales en Brasil por haber usado presuntamente su prestigio político, así como sus influencias para facilitar los negocios de Odebrecht en los países que visitó. La fiscalía de Brasilia también investiga su viaje a Panamá, en mayo de 2011, pagado por la empresa Norberto Odebrecht, S.A.

De hecho, el Ministerio Público Federal de Brasil abrió una investigación sobre el tema de la Línea 1 del Metro de Panamá, pero se quejó de no haber recibido suficiente apoyo de parte del Ministerio Público de Panamá en la búsqueda de informaciones.

La licitación de la Línea 1 del Metro de Panamá fue adjudicada a la Constructora Norberto Odebrecht por 1.452 millones de dólares. En diciembre de 2011, la Secretaría del Metro de Panamá aclaró que la estimación del costo actualizado era de 1.880 millones de dólares. Tras varias adendas, los 15,8 kilómetros de la Línea del Metro terminaron costando 2.009 millones de dólares, es decir, casi un 40 por ciento más que el costo original de la obra.

¿Ataques infundados o acusaciones concretas?

En Brasil, partidarios de Lula afirman que esas investigaciones sobre supuestos sobornos están influidas por sectores derechistas que intentan impedir que el líder del Partido de los Trabajadores participe como candidato en los próximos comicios generales. Pese a ello, los fiscales brasileños prometieron ahondar las investigaciones que abarcan a varios países, entre ellos Venezuela, Cuba, Ecuador y República Dominicana, donde la Constructora Norberto Odebrecht ejecutó megaproyectos.

Un documento del Ministerio Público Federal de Brasil para la denuncia contra Lula por tráfico de influencias entre 2011 y 2015 indica que el ex presidente habría beneficiado a la Constructora Odebrecht, S.A. en la obtención de contratos en Angola.

La conexión italiana

Otro tema vinculante está relacionado con pesquisas en Italia. Magistrados italianos, quienes colaboran con sus colegas de Brasil, señalan que el contrato firmado por el Estado panameño con el consorcio dirigido por Odebrecht para construir la Línea 1 del Metro, incluyó un supuesto pago de sobornos.

Esos dineros habrían sido recogidos por Valter Lavítola, exdirector del diario italiano “Avanti”, y supuestamente transferidos en partes a Martinelli. Lavitola era un estrecho colaborador del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, pero en 2015 fue condenado por extorsión en Nápoles.

En 2010, Lavítola, Martinelli y Berlusconi visitaron juntos la ciudad caribeña de Colón, 80 kilómetros al norte de la capital panameña, para observar las obras de expansión del Canal de Panamá y áreas de desarrollo portuario.

JOV (dpa, laprensa)/DW