Internacional
Felipe VI retoma mañana las consultas para proponer un candidato a presidente
Internacional

El rey de España, Felipe VI, reanuda mañana la segunda ronda de consultas para proponer a un candidato que reúna el suficiente apoyo parlamentario para superar la sesión de investidura como jefe del Ejecutivo, y forme un Gobierno.

Esta nueva ronda de consultas del monarca, una situación inédita en la historia de la democracia española, fue convocada tras la negativa del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (PP, centroderecha), a someterse a la investidura por no tener el apoyo parlamentario suficiente.

El rey inició el pasado miércoles esta nueva ronda de reuniones bilaterales con los portavoces de los partidos políticos, que mañana retoma, tras el descanso del fin de semana, con los representantes de Podemos y Ciudadanos.

La llegada de estos partidos emergentes a la arena política puso fin al bipartidismo imperante en España, que alternaba en el poder a PP y PSOE desde hacía tres décadas, y dibujó un Congreso con ausencia de mayorías y muy fragmentado, que ahora complica el establecimiento de pactos en un país poco acostumbrado a esta coyuntura.

El martes, el monarca cerrará esta segunda rueda de consultas tras recibir al líder de la oposición, el socialista (PSOE), Pedro Sánchez, y al jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, del PP.

Tras el rechazo de este último, todas las miradas están puestas en Sánchez, que hace una semana recibió la oferta de Podemos para liderar un gobierno de fuerzas progresistas.

Esta alianza suscita reticencias a nivel interno entre algunos dirigentes socialistas, que consideran al partido emergente de corte radical y con propuestas contrarias al espíritu de la formación, como la realización de una consulta vinculante sobre la independencia de Cataluña.

Una vez finalice la nueva ronda de consultas, Felipe VI deberá proponer a un candidato a someterse a la investidura -sin plazo determinado- que comunicará al Congreso a través de su presidente.

Para ser elegido presidente, el candidato debe obtener en una primera votación la mayoría absoluta de la Cámara (176 votos) y, si no lo consigue, a las 48 horas tendrá lugar otra votación, en la que solo haría falta mayoría simple (más síes que noes).

En el caso de que el candidato propuesto no consiga los apoyos suficientes en segunda votación, el monarca propondría otros candidatos con la misma fórmula.

Si en dos meses después de la primera votación de investidura ningún candidato supera la investidura, el rey disolvería las dos Cámaras -Congreso y Senado- y convocaría nuevas elecciones.

En las últimas elecciones en España, celebradas el 20 de diciembre, el gobernantes PP obtuvo 123 escaños, seguido por socialistas (90), Podemos (69) y Ciudadanos (40), y el resto recayó en formaciones nacionalistas. EFE