Internacional
Filtrar información clasificada es “francamente peligroso”
Internacional

La Casa Blanca ofreció una conferencia de prensa conjunta con el asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster, derecha.

La Casa Blanca en un intento por avalar lo que hizo el presidente Donald Trump explicó la diferencia entre filtrar información confidencial e intercambiar conversaciones sobre un interés común.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que filtrar información clasificada o confidencial sin autorización es “francamente peligroso” y representan una amenaza a la seguridad nacional.

La declaración la hizo luego que Trump reportó que compartió información confidencial con dos diplomáticos rusos en el salón oval de la Casa Blanca.

Spicer describió la diferencia entre filtrar información y la conversación que sostuvo Trump con los rusos en la que dice se discutió sobre la amenaza compartida de ISIS.

Mientras los demócratas insisten en saber qué es exactamente lo que Trump compartió con los rusos, funcionarios estadounidenses señalaron durante la reunión de Trump con el ministro de Relacines Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov se conversó sobre planes del grupo terrorista Estado islámico.

Trump compartió con los rusos información “totalmente apropiada”

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, H.R. McMaster, defendió las conversaciones del presidente Donald Trump con influyentes funcionarios rusos.

También lea: Casa Blanca niega haber compartido secretos con Rusia.

En una reunión con los periodistas, el martes, McMaster dijo que la información que Trump compartió con los rusos era “totalmente apropiada” y basada en “informes de fuentes abiertas”.

El asesor McMaster dijo que la revelación de Trump de ninguna forma compromete fuentes de inteligencia ni métodos.

McMaster no negó que Trump haya discutido información clasificada.

“En el contexto de esa discusión, lo que el presidente discutió con el ministro de Relaciones Exteriores fue totalmente apropiado para esa conversación y es consistente con la rutina de compartir información entre el presidente y cualquier líder con quien se reúna”, dijo McMaster.

Anteriormente el martes, el presidente Trump defendió su “absoluto derecho” a compartir información relacionada a las amenazas terroristas con Rusia.

“Como presidente quise compartir con Rusia (en una reunión en la Casa Blanca programada públicamente) lo que tengo absoluto derecho de hacer, cosas relacionadas… con terrorismo y la seguridad de volar. Razones humanitarias, más que quería que Rusia incrementara su lucha contra ISIS y el terrorismo”, escribió en dos tuits seguidos.

Según un reporte del Washington Post, Trump reveló información clasificada de alto nivel a funcionarios rusos durante una reunión con el ministro de exteriores ruso, Sergei Lavrov, el embajador Sergei Kislyak y otros funcionarios.

La noticia, publicada el lunes por la noche, provocó firmes condenas de demócratas y críticas poco habituales por parte de algunos legisladores republicanos. Miembros de la Casa Blanca criticaron el reporte y afirmaron que el presidente no había revelado fuentes ni métodos de inteligencia a los rusos, aunque no negaron que se hubiera desvelado información clasificada en la reunión del 10 de mayo.

“El presidente y el ministro de relaciones exteriores revisaron una amplia gama de amenazas comunes a nuestros dos países, como las amenazas a la aviación civil”, señaló H.R. McMaster, asesor de seguridad nacional de Trump. “En ningún momento se habló de fuentes ni métodos de inteligencia, ni se revelaron operaciones militares que no fueran ya del conocimiento público”.

Según el reporte, funcionarios y exfuncionarios estadounidenses dijeron que Trump compartió detalles sobre una amenaza terrorista del Estado Islámico relativa al uso de computadoras portátiles en aviones, con el ministro ruso de Relaciones Exteriores.

VOA